Mano | la blanca tendrá cuatro festivales

Revancha en Vitoria

Mano | la blanca tendrá cuatro festivales, incluyendo la reedición el 7 de agosto de la última final manomanista entre bengoetxea e IRribarria

Igor G. Vico Jorge Muñoz - Martes, 18 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los pelotaris que serán de la partida en La Blanca, en la presentación.

Los pelotaris que serán de la partida en La Blanca, en la presentación. (JORGE MUÑOZ)

Galería Noticia

Los pelotaris que serán de la partida en La Blanca, en la presentación.

vitoria- La Feria de La Blanca se desplegará sobre el tapete veraniego en formato compacto. Toda la competición se desarrollará en cuatro días de actividad frenética, en la que se celebrará el campeonato de duetos y volverá a echarse mano de los finalistas del Manomanista para establecer un panorama atractivo. En una Vitoria sin actividad en el albero, puesto que no contará con corridas de toros, las empresas no terminaron de alcanzar un acuerdo para establecer un “paseíllo” al frontón o de ampliar en algún día más la feria. “Se habló en las últimas fechas con la Federación de Álava, los blusas y demás y nos comentaron que realizarán eventos en la plaza de toros. Siendo el primer año sin tauromaquia, vimos la posibilidad de realizar el paseíllo hasta el Ogueta, que no hemos concretado, pero quizá podamos el año que viene, con más tiempo”, destacan desde la organización.

De cualquier modo, la Liga de Empresas programará durante cuatro fechas para la edición número 23 del torneo manista profesional gasteiztarra. El campeonato se abrirá el sábado 5 de agosto, día de La Blanca, y la final se celebrará el día 8. El descorche correrá a cargo de los semifinalistas de Asegarce, Olaizola II-Larunbe y Urrutikoetxea-Albisu. En las estadísticas ofrecidas ayer por la operadora de Bilbao, el rango de victorias de ambos duetos es importante. En su diez presencias unidos, Aimar y el zaguero galdakoztarra han conseguido siete triunfos. El campo de pruebas del campeón de Zaratamo y el guardaespaldas de Ataun es más amplio: suman 28 encuentros ganados de 41. “Creemos que pueden dar un gran nivel en la cancha”, argumentan desde la empresa bilbaína.

El guardaespaldas de Galdakao desgrana que “es la segunda feria del verano en la que voy a jugar y estoy muy contento. Aimar juega una barbaridad, pero los contrarios juegan también muchísimo. En La Blanca todas las combinaciones son muy fuertes”. Coincide con ello Urrutikoetxea, quien admite que “me siento muy cómodo con Jon Ander. Tenemos a unos rivales muy duros. Somos cuatro parejas fuertes y muy compensadas”.

El 6 de agosto se encontrarán los duelistas de Aspe. Los rectores de la plantilla eibarresa se decantaron por dos combinaciones con pedigrí veraniego. Jokin Altuna y David Merino, campeones en San Mateo en 2015, pugnarán con los vencedores de la recién terminada Feria de San Fermín, Joseba Ezkurdia y Beñat Rezusta. “Son dos combinaciones muy compensadas”, analizan desde la promotora guipuzcoana. Los ganadores de las dos lizas se enfrentarán el martes 8 de agosto en un festival que dará comienzo a las 22.00 horas.

UN PLATO FUERTE Las empresas de pelota a mano profesional volverán a programar para las jornadas del Ogueta de Vitoria un partido especial, encuadrado dentro del Desafío del Vino. Oinatz Bengoetxea, campeón del Manomanista, e Iker Irribarria, subcampeón, protagonizarán el estelar del festival del lunes 7 de agosto (22.00 horas). El delantero de Leitza se encontrará con el zurdo de Arama en una suerte de revancha de la final del pasado 28 de mayo, disputada en el frontón Bizkaia de Bilbao.

En anteriores citas, los portadores del gerriko colorado anual dieron una ventaja a su contrincante de medio cuadro más en el saque, pero en esta ocasión las escuadras tomaron la decisión de que el choque se celebre en igualdad de condiciones. Así, la línea estará situada en el cuatro y medio. “Aspe nos propuso el partido. Irribarria tiene ganas de revancha. Bengoetxea VI estará encantado de jugar y de, si puede, volver a ganarle”, afirman desde Asegarce. En la pasada edición, Mikel Urrutikoetxea se enfrentó en el mismo choque al campeón Irribarria y, a pesar de tener la opción de sacar medio cuadro más adelante, se decantó por ejecutar el primer disparo desde el mismo lugar que su adversario.

“El partido me hace mucha ilusión”, considera el pelotari leitzarra, quien sostiene que “es un partido en el que siempre apetece estar, porque es un clásico en Gasteiz”. “Se trata de un encuentro que ha creado mucha afición. Hemos visto grandes citas aquí”, declara el navarro, quien añade que “estoy seguro de que Iker me pondrá las cosas muy difíciles”. “El partido más importante ya lo gané, pero este también lo es para mí. Saldré a muerte”, desbroza el delantero de Leitza.