Mesa de Redacción

Sólo buenas intenciones

Por Rafa Martín - Martes, 18 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

reconquistado de nuevo a golpe de urna el poder en Ferraz, Pedro Sánchez escenificó ayer una de sus prioridades para su asalto a La Moncloa: la unidad de acción, entendimiento, colaboración (elijan el término que más les guste) de la izquierda. La reunión con Pablo Iglesias sólo selló la común intención de acordar una agenda para intentar acabar con los desmanes del PP -que ya se sabe que a la contra es más fácil entenderse- y rentabilizar su estrategia de oposición. PSOE y Podemos decidieron crear una “mesa de colaboración parlamentaria” y apuntaron grandes coincidencias en iniciativas sociales, pero no lograron pactar una propuesta conjunta para Catalunya. Difícil empeño el del acuerdo total ya que ambas formaciones tienen sus propios planteamientos, divergentes sobre todo en el modelo territorial y en el programa económico, y las espadas siguen en alto por auparse como la formación hegemónica de la izquierda. Se trataba sobre todo de normalizar relaciones y establecer un diálogo preferente. La coincidencia en la necesidad de desalojar del poder a Mariano Rajoy no logró evitar los reproches sobre las votaciones contra Sánchez cuando lo intentó. Los pactos son complicados pero comienzan asentándose sobre una coexistencia más armoniosa.