Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Gipuzkoa abandona la idea de traer 70.000 toneladas de residuos a la planta de El Culebrete

La falta de un vertedero cerca donde depositar las 64.000 toneladas no tratadas ha sido la causa

Martes, 18 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

tudela- Gipuzkoa y la Mancomunidad de Residuos de la Ribera dieron ayer por terminadas las conversaciones para tratar de traer a la planta de El Culebrete 70.000 toneladas de basura de fracción resto cada año para que 6.000 se reciclaran y 64.000 fueran enterradas en un vertedero cercano a Tudela (se habían barajado Arnedo en La Rioja y Ejea en Aragón, ambos gestionados por FCC, al igual que El Culebrete). La falta de acuerdo con FCC para que esas 64.000 toneladas fueran enterradas cerca de Tudela ha propiciado la ruptura de conversaciones.

Sin embargo, fruto de estos 14 meses de negociaciones ha surgido un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones que se firmó ayer y que tiene como objetivo “intercambio de experiencias y de buenas prácticas en todo lo relacionado con la gestión de residuos, especialmente los urbanos”.

fin del preacuerdoEl presidente de la Mancomunidad, Tomás Aguado, y el diputado de Medio Ambiente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, fueron tajantes, “hoy se terminan las negociaciones. Está descartado al 100%”, indicó Aguado. Asensio explicó que “tenemos cubierto con Mutiloa y Meruelo hasta agosto de 2018. Entonces habrá que buscar soluciones y estamos en ello pero contemplamos otras posibilidades y no es Tudela precisamente”.

El problema al que se enfrenta Gipuzkoa al no tener una planta de tratamiento de basuras, indicó Asensio, está solucionado hasta agosto de 2018, “se está construyendo la planta de tratamiento y de valorización en Zubieta. En una segunda fase una planta de biometanización y el tratamiento de escorias con el que daremos por cerrado y seremos autónomos en el tratamiento en junio de 2019. Nos falta encontrar una solución para 60.000 toneladas entre agosto de 2018 y junio de 2019 en que entrarán en funcionamiento”.

Ambas partes negaron ayer que la falta de información con la que se manejó el preacuerdo (firmado en Gipuzkoa pero del que no se informó en Tudela hasta que los medios no lo hicieron público y nunca se entregó el documento) haya tenido algo que ver en la mala acogida entre la población, la falta de apoyo político y el abandono final de un posible acuerdo. De hecho, La Rioja desconocía la posibilidad de que 64.000 toneladas fueran a parar al vertedero de Arnedo. “Hemos sido absolutamente transparentes. Hemos acudido a las instituciones que debían dar los permisos, se han solicitado las autorizaciones pero no están en nuestras manos los condicionantes que ponían las empresas”, insistió Aguado, “ha habido problemas que las empresas privadas no han sido capaces de resolver, pero debíamos ser discretos”.

Concluye así una polémica que surgió en mayo de 2016 cuando Gipuzkoa mostró su interés por traer 75.000 toneladas de basura a Tudela. El preacuerdo se redactó meses más tarde pero nunca se llegó a enseñar a los grupos políticos lo que generó cierta polémica en la Ribera por la posible llegada de 11 camiones diarios, además de un posible cisma en el equipo de gobierno de Tudela y asambleas para votar el posicionamiento en algunas formaciones.

nuevo convenioLa ruptura de las conversaciones ha desembocado en la firma de un acuerdo de colaboración entre el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa y Serinsa, empresa pública que gestiona la Mancomunidad. En virtud del acuerdo firmado ayer intercambiarán información relativa a “sistemas de transporte y sistemas de tratamiento”, así como de “economía circular en general”. Para ello se convocarán reuniones con antelación suficiente”, teniendo el acuerdo carácter indefinido. Al igual que el preacuerdo anterior para la traída de basuras, tampoco éste ha pasado por la asamblea general, por lo que no se ha votado. - F. Pérez-Nievas

con lupa

Aumento. Gipuzkoa ha aumentado la recogida de residuos orgánicos en un 7% (pasa del 29% al 36%).

Orgánico. Uno de los principales punto de colaboración será el tratamiento de residuos (de lo que necesita asesoramiento Gipuzkoa) y la recogida de orgánico (inexistente en la Ribera). “Aquí no funciona porque ha de ir acompañado de una campaña. No pretendíamos iniciar la recogida sino poner el primer grano de arena”, dijo Fermín Corella, gerente.

“No estaba decidido ni un plan definitivo. Tendremos que hacerlo más tarde o más temprano”. Se colocaron 72 contenedores en 6 municipios riberos y se apuntaron 60 personas.

Aumento. En Tudela ha pasado la recogida de residuos orgánicos de 8-10 toneladas a 20, “pero sigue siendo una cantidad insignificante”, afirmó Corella.

Herramientas de Contenido