“No me sorprende nada”, dice José Luis Díez, exdirectivo de la Española.

Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 09:28h

Jose Luis Díez, exdirectivo de la RFEF.

Jose Luis Díez, exdirectivo de la RFEF. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Jose Luis Díez, exdirectivo de la RFEF.

PAMPLONA. Ya hace dos años largos que José Luis Díez abandonó sus cargos federativos, tanto en la Española como en la Navarra. Ocurrió en abril de 2015 y no sin haber manifestado antes en público sus discrepancias con Ángel María Villar, de quien fue un estrecho y fiel colaborador durante al menos un par de legislaturas. Esa buena armonía se rompió cuando por aquellas fechas Díez y su junta directiva decidieron que Navarra no secundaba una convocatoria de huelga en el fútbol aficionado;al hilo de esto, se conocieron después otras discrepancias entre ambos en el plano de la gestión. Díez se fue de la Española ovacionado por sus compañeros de junta tras una emotiva despedida y desde entonces vive apartado del fútbol, aunque siempre atento a sus vicisitudes. "No me sorprende nada" confesó Díez ayer por la tarde tras tener noticias y numerosas llamadas de la operación desarrollada y de las detenciones, aunque puntualizó que hay que ser cautos a la hora de sacar conclusiones. El exdirigente tampoco veía con buenos ojos la presencia de Gorka Villar en asuntos colindantes con los federativos. "No era comprensible que estuviera su hijo ahí", sentencia.

José Luis Díez desempeñó durante quince años el cargo de presidente de la Federación Navarra y estuvo vinculado durante treinta, en diferentes tareas, a la entidad. Desde esa experiencia tiene argumentos para afirmar que "tanto tiempo en un cargo te hace perder la perspectiva", en relación a los 29 años que Villar cumple al frente del balompié estatal. Aunque esa presencia sempiterna pueda describir una dirección unipersonal, Díez aporta que "yo siempre he dicho que había tres federaciones: la de Villar, la de Padrón y la de Jorge Pérez (exsecretario general)". Preguntado si con esto quiere decir que el presidente estaba al margen de otros asuntos que se ventilaban en los despachos, el exmandatario concluye con la rotundidad de quien ha observado cada movimiento del presidente durante años: "Villar se enteraba de todo". Diario de Noticias