Ane Petrirena velocista

“Solas vamos bien, pero cuando nos juntamos, somos un equipo casi perfecto”

Ane Petrirena, junto a Paula Sevilla, Lara Gómez y Cristina Lara, ha logrado en el Europeo sub-23 de Polonia una histórica medalla de oro en relevos de 4x100

Iñaki Sevillano - Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- Solas son muy buenas, unidas son leyenda. El talento de Ane Petrirena (Sumbilla, 27 de febrero de 1997) sumado al de sus tres compañeras, ha alcanzado en Polonia un hito histórico: la primera medalla internacional femenina del 4X100 nacional, bañando su estreno en oro. Ni más ni menos.

¿Cuesta digerir haber hecho historia?

-Nos sorprendió a las cuatro. La medalla la podíamos haber peleado, pero no esperábamos el oro, por eso es un orgullo para todas.

La marca ha sido increíble, 43. 96 segundos, récord de España. ¿Se habían planteado bajar de los 44 segundos o simplemente se sorprenden a sí mismas?

-No nos habíamos planteado nada más que hacer el récord de España y no nos esperábamos, para nada, bajar de 44, porque hasta las absolutas no lo habían conseguido hasta hace poco. Incluso, antes de la semifinal, era casi un disparate pensar en las medallas, pero las alemanas y las británicas se descalificaron en las semis y fue entonces cuando empezamos a hacernos ilusiones, al lograr nosotras, además, una plusmarca.

Han rebajado su marca del año pasado en más de un segundo, ¿nota que ha mejorado tanto en tan poco tiempo?

-Aparte de que individualmente estábamos más rápidas, se añade que Cristina Lara estaba en nuestro equipo, además de los ánimos que teníamos en las gradas, que fueron increíbles. Personalmente este año estoy bastante más rápida que el año pasado por los entrenamientos, porque tengo un año más.

¿Compartir el logro con otras tres compañeras le quita mérito a su carrera o le suma?

-Yo creo que le suma, claramente. Somos cuatro personas que solas vamos bien, pero, cuando nos juntamos, somos un equipo casi perfecto. Entrenando un poco las entregas y demás te suma, sin duda.

¿Es esto, el paso de relevos, lo que más se entrena?

-Sí. En las semifinales las británicas y las alemanas se descalificaron por las entregas. Individualmente no éramos tan rápidas como Suiza o Francia, pero teníamos tan buenas entregas que nos llevaron al oro.

¿Tiene un mayor trabajo psicológico el trabajar en equipo por cuestiones de egos?

-Podría ser que eso dificultase un poco el trabajo en equipo, pero, en nuestro caso, todas teníamos muy claro que estábamos a la par, que nadie estaba por encima de nadie. Si no hubiéramos evitado ese tipo de problemas, no hubiéramos conseguido el oro.

¿Prefiere un oro individual o uno grupal?

-Es difícil de responder. Uno individual siempre es algo que solo has conseguido tú con tu esfuerzo, tu sacrificio, tu constancia... Pero también es verdad que un oro grupal suma muchísimo. Estás con más gente y lo has conseguido entre todas, compartiendo la emoción. Con un equipo es vivirlo entre todas.

A nivel individual, desde que se recuperó de las lesiones lleva una progresión de éxitos muy buena. El último logro fue el subcampeonato en 200 metros en el Campeonato de España Promesas. ¿El oro ya está más cerca?

-Cuando llegamos a la final, Paula y yo estábamos muy igualadas, pero ella fue al final la que se llevó el oro, pero quién sabe, igual el año que viene puede cambiar y ser yo.

¿Le tiene un poco de ganas ya a Paula? Porque también le ganó en otro campeonato, pero por una décima.

-Deportivamente hablando, un poquito sí. Sabes que está un poquito por delante de ti y que puedes conseguir pasarla. Es una rivalidad sana.

¿El próximo objetivo?

-Este año será entrar en la final del Campeonato de España absoluto de 100, porque, aunque no sea mi prueba, se me da bastante bien. Me gustaría, además, hacer algo bonito en el 4x100 del absoluto.

¿El sueño es el oro mundial?

-El oro internacional lo veo muy lejos, porque en la velocidad la raza negra está bastante por delante, aunque nada es imposible, ya lo hemos visto en el relevo este año.