Bruselas llama a las regiones a potenciar su especialización

La Comisión Europea busca convertir las ventajas competitivas en bienes y servicios con valor añadido

Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

BRUSELAS- La Comisión Europea puso ayer sobre la mesa una batería de propuestas para que las regiones impulsen los sectores económicos en los que ya tienen una cierta especialización previa, de forma que la inversión europea sea lo más eficaz posible y contribuya a crear valor añadido.

Estas estrategias, bautizadas como “de especialización inteligente”, permiten a las regiones “convertir sus necesidades, fuerzas y ventajas competitivas en bienes y servicios en el mercado”, explicó la Comisión.

“Es importante entender que no todas las regiones tienen que ser Silicon Valley, pero que todas tienen sectores sobre los que seguir construyendo”, explicó la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, en la rueda de prensa de presentación de la propuesta.

Desde 2014, la especialización regional es uno de los criterios que revisa Bruselas antes de dar luz verde a una inversión a nivel local con Fondos de Cohesión.

En España, un país “moderadamente innovador” según el último indicador europeo publicado, las áreas de prioridad para la especialización inteligente son la manufactura, la industria, la innovación sostenible y sectores de “tecnologías facilitadoras”, como la nanotecnología y microelectrónica.

El paquete de propuestas, presentado ayer en Bruselas, contiene dos proyectos piloto basados en este enfoque. El primero de ellos prestará apoyo específico a las regiones que afrontan la transición industrial a través de una asociación con equipos de la Comisión Europea, con quienes trabajarán para potenciar la innovación local y eliminar los obstáculos a la inversión.

El segundo programa piloto se enfocará hacia la creación de asociaciones interregionales para que los territorios participantes creen “cadenas de valor” en sectores como la bioeconomía, movilidad y manufactura avanzada. - D.N.