Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Carta a la ignorancia

Por Daniel Ezpeleta - Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

españa es un país cateto, inculto. Es la contundente conclusión a cualquier reflexión sensata sobre la situación real de la España del siglo 21: España es país de ignorantes. Sólo así se puede entender que gobierne un partido podrido hasta las cejas, al frente de un presidente soso e inculto, marrullero sin conciencia, que responde, cuando lo hace, con la lógica de “como sé que te gusta el arroz con leche por debajo la puerta te meto un ladrillo”, y casi todos le aplauden la gracia y lo tildan de ocurrente y sabiondo popular. La ignorancia no tiene precio. Me dirás que le votan también letrados, jueces, magistrados, catedráticos, notarios y demás fauna y flora intelectual universitaria. Y te respondo que “poderoso caballero es don dinero”, además de que muchos de ellos han pasado por la universidad, pero la universidad no ha pasado por ellos. El tener una carrera universitaria no es garantía de sabiduría, ni muchísimo menos. Para un premio Nobel portugués, el hombre más sabio que conoció en su vida fue su abuelo, que no sabía ni leer ni escribir.

Ser de izquierdas debería ser lo normal en una sociedad culta, por sensible a los problemas de los débiles, lejos de los filipichines liberaloides, que sólo buscan el relumbrón social, la pechera alta y el bolsillo a rebosar: listos educados en escuelas ricas para medio pobres con talento. El capitalismo es un sistema perverso, pero llegará a justificarse si consigue que la riqueza cubra los gastos de los miserables, los pobres de solemnidad y los esclavos de sueldo.

Así conseguirán que convivamos con su podredumbre diaria. Hace mucho calor y a la sombra y al fresco nacen ideas peligrosas.

Herramientas de Contenido