Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Tribunal de Cuentas ignora el autogobierno de Navarra e insiste en fiscalizar sus finanzas

El presidente del órgano estatal vuelve a dirigirse a Barkos obviando que Comptos tiene la competencia exclusiva

Andoni Irisarri - Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda García, en una reciente comparecencia en el Congreso.

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda García, en una reciente comparecencia en el Congreso. (EFE)

Galería Noticia

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda García, en una reciente comparecencia en el Congreso.

pamplona- El Tribunal de Cuentas ha vuelto a cargar contra el autogobierno de Navarra y ha solicitado otra vez al Gobierno foral los datos necesarios para fiscalizar diversos aspectos de las cuentas públicas desde 2014, tratando así de puentear a la Cámara de Comptos, institución que en Navarra ostenta en exclusividad la competencia para llevar a cabo las auditorías de las finanzas públicas. Y lo ha hecho, esta vez, a través del presidente del órgano fiscalizador estatal, Ramón Álvarez de Miranda, quien el pasado 4 de julio envió una carta firmada a Uxue Barkos en la que volvía a solicitar la documentación necesaria para examinar los planes económico-financieros y de reequilibrio desde 2014, los objetivos de estabilidad presupuestaria desde la misma fecha y datos concretos sobre los Presupuestos. De nada ha servido la contestación que, ya el pasado 30 de marzo, remitió al Tribunal de Cuentas el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, quien recordó al presidente del Tribunal de Cuentas que en Navarra es Comptos la única institución autorizada para el examen de las cuentas públicas. Tampoco los pronunciamientos de los expresidentes Sanz y Del Burgo, quienes defendieron a Comptos y negaron de plano las acusaciones de “desacato” provenientes de Madrid. Ni siquiera la carta redactada por la propia Asun Olaechea, presidenta de Comptos, consiguió sacar de su empecinamiento al órgano fiscalizador estatal, pese a que en el escrito Olaechea invitaba al Tribunal de Cuentas a repasar el Amejoramiento y comprobar las atribuciones de uno y otro organismo.

Nada ha sido suficiente para tratar de poner fin a una polémica que ya se ha dado en ocasiones anteriores, “estéril” y más “teórica que real” -como precisaba Olaechea en su carta-, cuyas motivaciones son cuanto menos extrañas y que, pese a datar de marzo de este año, saltó a la opinión pública el día 28 de junio a través de una filtración al diario El País, desde donde se quiso sembrar la sombra de la sospecha sobre Navarra y su rendición de cuentas.

El último envite ha venido firmado por el propio presidente del órgano fiscalizador estatal. Técnico en auditoría, diputado por UCD en la primera legislatura de las Cortes democráticas y presidente del Tribunal de Cuentas desde 2012, Álvarez de Miranda va hilando en su carta una serie de preceptos legales en los que trata de sustentar su tesis, basada en que la exclusividad de Comptos no prohibe la fiscalización del Tribunal de Cuentas. De hecho, Álvarez de Miranda defiende en su carta que el apartado 18 bis del Amejoramiento que otorga la exclusividad a Comptos “no anula, ni excluye, la competencia fiscalizadora” que tiene el Tribunal de Cuentas como “órgano supremo”. Escudándose en esta razón, Álvarez de Miranda pide los documentos antes citados y da un plazo de 15 días para la remisión de los mismos, bajo amenaza de iniciar acciones contra Navarra si no se cumple con su exigencia.

“excede el marco legal”Sin embargo, ayer mismo el Parlamento de Navarra recibía un dictamen de los servicios jurídicos de Comptos fechado el 14 de julio y en los que el órgano fiscalizador navarro reduce la polémica a un asunto puramente competencial, que debería resolverse “por la vía de la colaboración institucional” entre ambos organismos. Comptos vuelve a recordar que su exclusividad fue fruto de “arduas y largas negociaciones” dentro del Amejoramiento, y que la contraprestación fue proporcionar puntualmente las conclusiones de las fiscalizaciones al Tribunal de Cuentas. Por eso, Comptos concluye que la petición de Madrid “excede el marco legal pactado entre Navarra y el Estado” y “contraviene el régimen foral”, por lo que invita a reconducir la situación “al marco pactado en la Lorafna (Ley del Amejoramiento)”.

Por último, y respondiendo a las amenazas de iniciar acciones contra el Gobierno foral que explicita Álvarez de Miranda en su escrito del pasado 4 de julio, Comptos advierte de que “en caso de que el Tribunal de Cuentas siguiese adelante con la fiscalización pretendida de la Diputación Foral, ésta debería dar cuenta al Parlamento de Navarra para que se adoptasen las medidas oportunas”.