La reordenación del tráfico en la Magdalena se prevé posponer a septiembre tras una reunión vecinal

Residentes en Camino de Burlada piden una solución global que no se limite a cortar el tráfico en Camino de Caparroso
La decisión técnica se adopta 48 horas antes de que se cumpla el compromiso de Movilidad de priorizar al peatón

Ana Ibarra | Unai Beroiz - Jueves, 20 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La calle Camino Caparroso, sin acera, registra mucho tránsito peatonal de hortelanos y peatones.

La calle Camino Caparroso, sin acera, registra mucho tránsito peatonal de hortelanos y peatones. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

La calle Camino Caparroso, sin acera, registra mucho tránsito peatonal de hortelanos y peatones.

pamplona- La reordenación del tráfico en la Magdalena tendrá que esperar previsiblemente hasta el próximo mes de septiembre. El Consistorio pamplonés ha reculado en su decisión de limitar el paso de vehículos por el Camino de Caparroso y lo hace 48 horas antes de ponerla en marcha, compromiso que asumió públicamente para antes de Sanfermines en la propuesta liderada desde el área de Movilidad y que posteriormente pospuso al 21 de julio (este viernes) ante las fuertes lluvias caídas en el mes de junio. La decisión de cerrar el paso a Burlada y convertir Camino Caparroso en calle residencial -se obligaba a girar a la izquierda en el cruce con Camino de Burlada- tenía como objetivo, según el propio Consistorio, garantizar la seguridad en el tránsito peatonal y ciclista y se justificó en la “demanda vecinal y tras el análisis del personal técnico municipal”. Asimismo, se llevó a cabo un proceso consultivo a lo largo del mes de junio para exponer la propuesta al vecindario y a los empresarios de la zona.

La paralización del plan tiene lugar tras la reunión mantenida ayer por la tarde entre técnicos municipales (Movilidad) y varios representantes de los vecinos de las calles Camino de Burlada y la prolongación de la calle Molino de Caparroso (la paralela al río que viene desde Labrit en una única dirección) que limita con las huertas de Zabalza y la finca de Goñi.

Los problemas de saturación de tráfico en este pequeño barrio que sirve de “atajo” para vecinos que se dirigen o vienen del centro de la ciudad exige una solución integral, a juicio de los vecinos que residen en estas dos calles y que no comparten que se les “limite” una de las dos únicas salidas que tienen en la actualidad. En un primer encuentro mantenido con hortelanos y usuarios de la zona próxima al parque fluvial, con una asistencia de más de 60 personas, se valoró de forma positiva la solución adoptada en favor del peatón y que, por otro lado, permitía el giro a la derecha hacia Burlada a vehículos de diversos colectivos (residentes, empresarios...).

seguridadEn esta segunda reunión los vecinos que residen en la zona manifestaron su disconformidad con el cierre del paso de Camino de Caparroso como única medida. “Este barrio tiene dos salidas: una hacia Pamplona y otra hacia Burlada, y con esta medida nos cortan el paso en muchos casos para ir al trabajo. Para los vecinos esta solución sólo implicaba “más tráfico por nuestra calle”, aseguraron. La solución ideal, a juicio de los residentes, es restringir el tráfico en las tres vías, además de bajar el carril bici a la calzada ya que las aceras son muy estrechas y supone un peligro incluso para la salida de garajes. Se trata además de una vía muy transitada por el paso de peregrinos y caminantes. “Nosotros estamos con los hortelanos en la necesidad de buscar una solución, queremos frenar el tráfico pero que se nos tenga en cuenta a todos, que se limite la velocidad en todo el barrio para no quedar divididos”, subrayan. Su propuesta es limitar el paso de coches a las calles Camino de Burlada y la que llega del puente viejo y conecta con los caballos de Goñi, o “al menos controlar la velocidad dejando como está”. Y los que tienen casa en la zona más próxima a Burlada plantean al menos trasladar el giro que prohibe continuar hasta Burlada al límite con Pamplona, a la altura de Lagun Artea.

2.000 vehículos diarios

hortelanos, escépticos

Saturación. Por las calles Camino Viejo de Burlada y Camino de Caparroso circulan a diario más de 2.000 vehículos, dos vías que “no reúnen las condiciones para acoger tal cantidad de vehículos, ya que tienen la tipología de caminos rurales”. Hortelanos de la Magdalena, que recabaron en su día firmas dada su peligrosidad, manifestaron su malestar por una decisión adoptada en el último momento. “Que cumplan lo prometido. Nos da la impresión de que están poniendo excusas para no reordenar el tráfico en esta calle”, dijo Iosu Múgika. - A.I.

Últimas Noticias Multimedia