Coletudos conocidos y una alternativa en búsqueda de rumbo

Los seis toreros contratados han actuado con frecuencia y éxito en la plaza tudelana

MANUEL SAGÜÉS - Viernes, 21 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Javier Marín durante una novillada el año pasado en Tafalla.

Javier Marín durante una novillada el año pasado en Tafalla. (Foto: I. Porto)

Galería Noticia

Javier Marín durante una novillada el año pasado en Tafalla.Manuel Jesús Cid, ‘El Cid’.Francisco Rivera, ‘Paquirri’.Juan José Padilla.Juan Bautista JalabertDaniel Luque.Javier Marín.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

TUDELA. La Feria Taurina de Tudela vuelve a girar en una continúa búsqueda para reinventarse. La otroraSevilla del Norte y la Feria de las Figuras pasaron ya a la memoria de los más talludos;los jóvenes ni siquiera saben de qué hablamos. Una pena, la verdad. A la adocenada y, en ocasiones, prepotente gestión de décadas de la Casa Chopera, a los cálculos tan valientes como irreales de Manuel Ángel Millares, le ha seguido la empresa navarra formada por el local Juan Luis Ruiz y el ganadero Jesús Macua, de Larraga.

Estos, además, se encontraron en su primera feria, la del año pasado, con la disminución de las ayudas por parte del Ayuntamiento. Un esfuerzo que los taurinos de Navarra y en especial de Tudela y su comarca de influencia, tienen que agradecer. En primera instancia, tuvieron que reducir la feria a sólo dos festejos de lidia y muerte: dos corridas de toros. Para estos festejos mayores optaron por la originalidad de un reto ganadero con hierros míticos (Miura y Dolores Aguirre). Las cuentas no terminaron de salir. Por eso, en su segundo intento, que será la próxima Feria de Santa Ana, apuestan por recuperar el tono más torerista que siempre tuvo Tudela;claro que dentro de un ajustadísimo presupuesto que no permite en ningún caso traer a ninguna primera figura.

Sí habrá un aliciente importante a modo de doctorado en Tauromaquia. Será el de Javier Igea Marín, Javier Marín en los carteles, que, así, se convertirá en el decimotercer torero navarro, cuarto de la Merindad de Tudela tras los tudelanos Isidro y Julián Marín, el también cirbonero Sergio Sánchez y el murchantino Javier Antón.

Llama la atención que los seis coletudos contratados ya han toreado en la Chata de Griseras en bastantes ocasiones. En el caso de Javier Marín en condición de novillero. Cabe recordar que se presentó como novillero con picadores en esta misma plaza en 2013 y que repitió en 2014 (salió a hombros tras cortar dos orejas) y 2015 (oreja). El año pasado no pudo torear al verse reducida la feria en un festejo, que supuso la desaparición de la novillada.

Las ganaderías también están elegidas con, a priori, garantías de que los toreros puedan estar bien y cortar muchas orejas. Lo de Aldeanueva es como dicen los taurinos purito juampedro y lo de Valdefresno, atanasio, que suele tener una embestida, también en el argot, chochona.

Esperamos que para todos (Tudela, Navarra, empresarios, toreros, ganaderos y, sobre todo, aficionados, que son los paganos) la feria resulte bien y se vaya recuperando el rumbo de esta pedazo de plaza que siempre fue la Chata de Griseras.