Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Canal de Navarra

Las demandas de los regantes confirman la previsión de 10.000 hectáreas en la segunda fase del Canal

El Gobierno recuerda que “no hay agua” para llegar a las 21.500 que plantea el Ministerio

Juan Ángel Monreal / Javier Bergasa - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Isabel Elizalde e Ignacio Gil, ayer en el Palacio de Navarra

Isabel Elizalde e Ignacio Gil, ayer en el Palacio de Navarra (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Isabel Elizalde e Ignacio Gil, ayer en el Palacio de Navarra

“Buscamos una Navarra más cohesionada territorialmente y en la que el sector primario mantenga peso”

Pamplona- Las comunidades de regantes afectadas por la segunda fase del Canal de Navarra tienen previsto regar cerca de 10.000 hectáreas, según anunció ayer el Gobierno de Navarra. Se trata de una cifra sensiblemente inferior a la posible con la actual concesión de agua (15.000 hectáreas) y desde luego muy por debajo de las 21.500 hectáreas que parece seguir planteando el Gobierno de España.

“No hay agua para ello”, explicaba ayer Ignacio Gil, director general de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería, durante la rueda de prensa de balance de los dos primeros años de legislatura. Gil recordó que el informe impulsado desde el Gobierno de Navarra y presentado durante el pasado invierno ya cifraba en unas 9.000 o 10.000 hectáreas la superficie total que sería regada y advirtió de que “la solución tiene que ser más técnica que política”. Gil incidió asimismo en los superiores costes que supondría transportar unos 20 metros cúbicos por segundo, tal y como propone el Ministerio, aunque se hiciera mediante una tubería soterrada, tal y como se ha planteado para la ampliación. “Es importante atar la financiación, antes de empezar tiene que estar resulta”, añadió Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural.

Ambos recordaron que esta misma semana el Consejo de Gobierno ha aprobado la modificación del Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra y su zona regable, relativo a la modificación del trazado del ramal que abastece la cuenca del río Ega, fundamentalmente en los términos de Lerín y Cárcar. Con la modificación ahora planteada se incrementan su longitud hasta 26.416 metros y el presupuesto en 1,7 millones hasta los 24,9 millones.

Con respecto a la segunda fase del Canal de Navarra, “el Gobierno de Navarra se ha comprometido en todo momento a garantizar el abastecimiento de agua de boca, industria y riego a la Ribera”. En el primer semestre de 2017, explicaron, se ha realizado un trabajo de contraste con comunidades de regantes y con entidades locales afectadas, que deberán adoptar una posición ante las alternativas que se plantean para llegar a la concreción definitiva del proyecto. En otoño se empezarán a diseñar los anteproyectos constructivos de la segunda fase del canal.

La consejera realizó un balance “positivo” de los dos primeros años de legislatura en los que se han definido, dijo, las bases para avanzar hacia “una Navarra más cohesionada territorialmente, en la que el sector primario y las actividades ligadas al aprovechamiento de los recursos naturales así como la lucha contra el cambio climático constituyen la base para el desarrollo sostenible de la Comunidad Foral”. Elizalde subrayó que “el trabajo realizado hasta ahora nos demuestra y valida la importancia de la participación y el consenso a la hora de abordar retos muy complicados”. “En este sentido insistir en la importancia de seguir trabajando con los diferentes consejos y foros: Consejo Agrario, Consejo Medio Ambiente, Foro del Ebro, patronatos de los parques naturales, entre otros”, dijo.

Asimismo, destacó “la apuesta clara por la innovación, por el desarrollo de proyectos europeos o internacionales como factores clave para la innovación en el ámbito ambiental, en el desarrollo rural, en el sector agrario, en el gobernanza local y en una agroindustria ligada al sector, ámbitos en los que las empresas públicas desempeñan un papel destacado. El Plan de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020, la propuesta de reforma local y la lucha contra el cambio climático y la gestión del agua constituyen los ejes sobre los que se han articulado el conjunto de políticas del Departamento “que deben situar a Navarra en la vanguardia de la construcción contemporánea de la ruralidad”, concretó.

El Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020 fue aprobado oficialmente por la Comisión Europea en noviembre de 2015, con una dotación de 320 millones, 136,5 millones aportados por la Unión Europea a través de fondos FEADER y 183,5 millones aportados por el Gobierno de Navarra. En mayo de este año ha culminado el proceso de modificación del programa reforzar las medidas verdes con 14 millones, que destinará más fondos a las líneas agroambientales (8,5 millones), ecológico (2,95 millones), zonas con limitaciones naturales (981.000 euros) y grupos de acción local a través del eje Leader (1,52 millones).

apuesta

553 operadores ecológicos

Crecimiento. Elizalde destacó la apuesta por modelos de producción más sostenibles, por lo que se ha creado una unidad específica con el fin de ofrecer un servicio integral a aquellos agricultores y ganaderos que opten por la producción ecológica, así como para diseñar la estrategia del sector”. “En estos momentos estamos trabajando en la definición de un plan de actuación para el sector ecológico agroalimentario que cubrirá todos los eslabones de la cadena de valor ecológica e integrará las diversas políticas y medidas de financiación”, dijo. El sector que contabiliza hoy en día 553 operadores, cerca del 20% de la superficie agraria total con 48.000 ha de superficie de cultivo y 35.000 ha de pastos permanentes, 92 explotaciones ganaderas y 117 industrias agroalimentarias. - D.N.

Herramientas de Contenido