Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Jerusalén Oriental y Cisjordania

Baño de sangre en Israel con seis muertos y 400 heridos

Tres palestinos fallecen al protestar por los controles en la Explanada de las Mezquitas y tres israelíes son apuñalados en Cisjordania

Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un palestino es arrestado por la Policía fronteriza israelí durante los disturbios.

Un palestino es arrestado por la Policía fronteriza israelí durante los disturbios. (EFE)

Galería Noticia

  • Un palestino es arrestado por la Policía fronteriza israelí durante los disturbios.

pamplona- La violencia marcó la jornada del viernes, día sagrado para los musulmanes, en Jerusalén Oriental y Cisjordania, donde tres palestinos murieron y 400 resultaron heridos en choques con la policía israelí en protesta por las medidas de control de Israel en el entorno de la Explanada de las Mezquitas. Además, tres israelíes murieron y una cuarta persona resultó herida grave en el ataque de un palestino con puñal en un asentamiento en el norte del territorio palestino ocupado de Cisjordania.

Las tres víctimas palestinas murieron ayer a causa de los enfrentamientos producidos con las fuerzas israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania en el marco de las protestas por las restricciones impuestas sobre la Explanada de las Mezquitas, un lugar sagrado para musulmanes y judíos.

La víctima más joven es un palestino de 17 años de edad que murió en un hospital de Ramala tras recibir un disparo en el pecho de manos de las fuerzas de seguridad israelíes durante la protesta que tuvo lugar en la localidad cisjordana de Abu Dis. De acuerdo con un testigo consultado, un colono judío disparó en el cuello de Muhamad Mahmud Sharaf, de 18 años, durante los enfrentamientos en el barrio de Ras al Amoud, en Jerusalén Este. El tercer fallecido es Muhamad Abú Ghanam, de 20 años, a quien la Policía israelí disparó en el barrio de Al Tur, en Jerusalén, según testigos y fuentes médicas.

Los familiares y amigos de las dos últimas víctimas se llevaron sus cadáveres del hospital para evitar que fueran confiscados por las autoridades israelíes, que en varias ocasiones han tardado meses en entregarlos a las familias. Sus funerales se han celebrado este mismo viernes en medio de cánticos sobre Al Aqsa.

El servicio de emergencias de la Media Luna Roja confirmó 400 heridos en los disturbios, muchos de ellos por inhalación de gas, pero también decenas por quemaduras y heridas de munición real y de balas recauchutadas. Los disturbios más graves se registró en el distrito de Wadi al Joz, cerca de la Puerta de los Leones, próxima a la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja, donde se concentraron unos 3.000 musulmanes para cumplir con el tradicional rezo de los viernes.

Los fieles desafiaron así al Gobierno israelí, que mantiene el lugar cerrado para menores de 50 años y ha colocado detectores de metal en la entrada desde el ataque perpetrado hace justo una semana por tres árabe-israelíes en los alrededores de la Puerta de los Leones, que se saldó con los agresores y dos policías muertos. Es la primera vez que Israel cierra la Explanada de las Mezquitas desde 1969. Los palestinos y el mundo musulmán han interpretado esta medida como un intento del Gobierno de Benjamin Netanyahu de aumentar su control sobre el complejo religioso.

El ambiente comenzó a caldearse cuando miles de musulmanes se acercaron a las inmediaciones del recinto, donde se negaron a atravesar los detectores de metales. Los musulmanes se agruparon en señal de protesta en las calles adyacentes a la Explanada, tanto dentro como fuera de la ciudadela, donde procedieron a rezar.

También estallaron incidentes en barrios de Jerusalén Este y Cisjordania, donde cientos de palestinos lanzaron piedras, y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad israelíes, que cargaron contra los manifestantes. Las calles se llenaron de alfombras de oración y fieles, mayoritariamente hombres, que rezaban ante decenas de policías que les cortaban el paso en los puntos de fricción, especialmente en las puertas de Damasco y de los Leones. - D.N.

los datos

Jóvenes. Los palestinos fallecidos tenían 17, 18 y 20 años, respectivamente. Familiares y amigos de dos de los fallecidos se llevaron sus cadáveres del hospital para evitar que fueran confiscados por las autoridades israelíes.

Heridos. El servicio de emergencias de la Media Luna Roja confirmó unos 400 heridos en los disturbios, muchos de ellos por inhalación de gas, pero también decenas por quemaduras y heridas de munición real y de balas recauchutadas.

Herramientas de Contenido