crisis del Gobierno de Estados Unidos

Trump se queda sin portavoz

Dimite
Sean Spicer por discrepancias con el presidente, lo que agudiza la crisis del Gobierno de Estados Unidos

Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imagen de archivo de Sean Spicer, hasta ahora portavoz de la Casa Blanca bajo la Administración Trump.

Imagen de archivo de Sean Spicer, hasta ahora portavoz de la Casa Blanca bajo la Administración Trump. (EFE)

Galería Noticia

Imagen de archivo de Sean Spicer, hasta ahora portavoz de la Casa Blanca bajo la Administración Trump.

WASHINGTON- El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dimitió de su cargo por discrepancias con el presidente Donald Trump, y ahonda la crisis del Gobierno de Estados Unidos. Sarah Huckabee Sanders, hasta ahora portavoz adjunta de la Casa Blanca, será la próxima jefa de prensa del Ejecutivo estadounidense tras la renuncia de Spicer al frente de la portavocía.

El secretario de prensa de la Casa Blanca presentó su dimisión al magnate después de que este nombrara al empresario neoyorquino Anthony Scaramucci como director de comunicaciones, una medida sobre la que Spicer le había expresado su profundo desacuerdo.

Trump ofreció el puesto a Scaramucci hoy sobre las 10.00 horas (14:00 GMT) y pidió a Spicer que se quedara en su equipo, pero el hasta ahora portavoz de la Casa Blanca le insistió en que consideraba su decisión como un “grave error”, y rechazó los intentos del presidente para que permaneciera en el cargo, según fuentes con conocimiento de la conversación al diario norteamericano.

El Gobierno de Donald Trump atraviesa serios problemas con la prensa, ya que además de los enfrentamientos directos que ha protagonizado, ha hecho pública en varias ocasiones su disconformidad sobre cómo la Casa Blanca gestiona su relación con los periodistas.

A finales de mayo, Trump amenazó con poner fin a las ruedas de prensa del Ejecutivo, algo que no se materializó, aunque sí ha reducido considerablemente el número de encuentros de sus portavoces con la prensa, que ahora en su mayoría tienen lugar sin presencia de cámaras.

Tras meses de rumores sobre su posible salida del cargo, Spicer llegó a entrevistar a candidatos para sustituirle en la tarea de dar conferencias de prensa, aunque su objetivo era ocupar un puesto de mayor rango, relacionado con la estrategia comunicativa de la Casa Blanca, según múltiples informes de prensa. El hasta ahora portavoz se había quejado una y otra vez sobre la cobertura “negativa” y “desmoralizante” que, a su juicio, la mayoría de los medios generalistas hacen sobre Trump.

MÁS DIMISIONESNo fue la única dimisión con la que se encontró Trump en las últimas horas, aunque sí la de más alcance. El abogado personal del presidente, Mark Kasowitz, y su portavoz y operativo del Partido Republicano, Mark Corallo, abandonaron el equipo legal que intenta proteger al presidente estadounidense de las acusaciones de posible conspiración con Rusia para alterar a su favor el resultado de las elecciones, según confirmó la cadena estadounidense CBS.

Ambas dimisiones se producen en el marco de la invectiva que dedicó Trump al fiscal general del país, Jeff Sessions, de quien aseguró que jamás le habría nominado si hubiera sabido que iba a recusarse de la investigación sobre Rusia.

Fuentes del Partido Republicano se declararon en privado “consternados” ante el Washington Post por lo que consideraron un ataque al máximo responsable judicial del país, al entender que Trump había nominado a Sessions bajo la falsa premisa de que iba a entorpecer la investigación a su favor.

Mark Corallo ejercía como mucho más que un portavoz al tratarse del principal enlace entre la Casa Blanca y el Partido Republicano durante la planificación de la defensa legal de Trump durante las pesquisas que está desarrollando el investigador especial independiente Robert Mueller sobre la infiltración rusa. Precisamente, ayer se conoció que la abogada rusa que se reunió con el hijo de Trump trabajó para la agencia de seguridad rusa.

Mientras, el presidente de EEUU ha puesto en marcha una estrategia para tratar de desacreditar a Mueller y su equipo, tras conocerse que están ampliando el alcance de sus investigaciones. Los abogados que trabajan para Trump rebuscan entre los casos y clientes del equipo de Mueller y están elaborando una lista con posibles conflictos de interés en el equipo de Mueller, un exdirector del FBI cuyo prestigio e independencia han alabado tanto demócratas como republicanos, con el objetivo de apartarlos de la pesquisa o cuestionar los resultados que presenten, según el The New York Times. - Efe/E.P.

la cifra

4,6

Ese es el promedio de mentiras al día de Donald Trump en seis meses de mandato, según un estudio de ‘The Washington Post’. En total, 836 informaciones falsas o engañosas.

la INSINUACIÓN

Más reuniones. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dejó caer que Trump y Putin, se han reunido en múltiples ocasiones antes de su primer encuentro “oficial” en Hamburgo.

Últimas Noticias Multimedia