Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Jerusalén como excusa

Los intentos israelíes de controlar los lugares santos de los palestinos en la milenaria ciudad corren el peligro de desembocar en una espiral de violencia sin sentido y en una peligrosa intifada

Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

la muerte de tres palestinos (además de otros dos centenares de heridos) en Jerusalén Este en los enfrentamientos, tras el masivo rezo de protesta en los alrededores de la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, ha encendido de nuevo la mecha de la violencia en la milenaria ciudad. Los disturbios se han producido en una semana de gran tensión, tras la decisión de las autoridades israelíes de instalar detectores de metales en la entrada de la Explanada de las Mezquitas;una medida rechazada por los palestinos, para evitar un nuevo estallido de violencia. La prohibición de que los hombres menores de 50 años accedieran a la Ciudad Vieja de Jerusalén no hizo más que prender la mecha de las protestas, tras el ataque del pasado viernes -jalonado después por múltiples enfrentamientos-, en el que dos policías israelíes fueron asesinados por tres árabes israelíes, que salieron armados del recinto sagrado y fueron abatidos a su vez por las fuerzas de seguridad. Israel tiene, obviamente, derecho a reforzar su seguridad y a garantizársela a sus ciudadanos, al igual que su derecho al culto, pero está claro que, además, lo que persigue es aumentar su control sobre los lugares santos de los palestinos. Difícil ecuación en una ciudad sagrada para las tres principales religiones monoteístas. La paz es aún una quimera en la región, pero la ruptura del frágil status quo de Jerusalén puede desencadenar una espiral de violencia sin sentido y una intifada de funestas y peligrosas consecuencias. Los radicales de Hamás ya han exigido a la Autoridad Nacional Palestina, que encabeza su rival y líder de Al Fatah, Mahmud Abás, el cese inmediato de su cooperación en materia de seguridad con Israel, al tiempo que han llamado a la resistencia como único medio para presionar a Israel. El presidente palestino ya ha ordenado la suspensión de cualquier contacto a todos los niveles con el Gobierno de Banjamín Netanyahu y, mientras crecen las presiones a los países árabes e islámicos para que cierren las embajadas israelíes y expulsen a los embajadores como protesta. Exacerbar los sentimientos religiosos, habitual táctica hebrea, no es el mejor camino para construir el camino del diálogo;como tampoco lo es el aprovecharse de ellos para intensificar la represión sobre los palestinos.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »