Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Colectivos demandan pisos en alquiler para acoger a las personas refugiadas

| Son solicitantes que, tras 6 meses de acogida, buscan una vivienda
CEAR critica las exigencias para llegar a una casa y denuncia discriminación
Cruz Roja dice que la demanda es constante

A. Marcos /G. Montañés Mikel Saiz - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una manifestación anterior, convocada por diversas asociaciones en Pamplona, en apoyo a la acogida de personas refugiadas.

Una manifestación anterior, convocada por diversas asociaciones en Pamplona, en apoyo a la acogida de personas refugiadas. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

  • Una manifestación anterior, convocada por diversas asociaciones en Pamplona, en apoyo a la acogida de personas refugiadas.

pamplona- “Pedimos a la ciudadanía que en caso de tener algún inmueble disponible, o habitaciones libres en las casas donde estáis viviendo, podáis alquilárselas a las personas refugiadas, y poder así garantizar un espacio digno donde avanzar en el proceso de autonomía”. Este es el mensaje que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha hecho llegar a la ciudadanía a través de una carta abierta, en la que se hace eco de las dificultades de las personas refugiadas para, después de los primeros seis meses de acogida en la Comunidad Foral, poder iniciar una segunda fase y lograr un piso en alquiler con el que lograr autonomía. Cruz Roja, la otra entidad que también gestiona este programa en la Comunidad Foral, alerta en este sentido de que las necesidades de pisos son “constantes”, porque el flujo de personas con estas necesidades es continuo.

CEAR empezó en enero de este año a gestionar el programa de acogida a refugiados en Navarra, con el que se atiende a personas refugiadas y a personas reubicadas de los campos de refugiados. La primera fase de ese programa brinda a las personas atendidas una acogida temporal, la más delicada, con la que se les ofrece alojamiento (dependiente, por tanto, de los colectivos sociales), manutención o, por ejemplo, clases de castellano. A los seis meses arranca la segunda fase, en la que se buscan pisos de alquiler para que logren una vida más autónoma. Y durante la tercera, de nuevo medio año después, se les facilitan ayudas de forma puntual si las personas refugiadas no tienen trabajo, que es un objetivo a lograr desde el inicio del proceso.

Así, en el caso de CEAR, para atender a personas que salen de la primera fase, ahora se necesitan ocho pisos en alquiler y una habituación, o bien, como plan B, cuatro pisos y diez habitaciones. Desde Cruz Roja Navarra, por su parte, el programa de acogida para atender a la llamada crisis de refugiados se activó en octubre de 2015. En la actualidad, cuenta con 57 personas en la primera fase de acogida temporal, 81 en la segunda y 8 en la última. La mayoría proceden de países como Venezuela, Ucrania o Siria.

la “frustración” de buscar piso Ambas entidades coinciden en la dificultad de esta búsqueda. Por los problemas para hacer frente a algunos alquileres (las ayudas estatales para el alojamiento dependen de cuestiones como los miembros de la unidad familiar y rondan los 565 euros al mes para una familia de tres personas, o los 641 en una de cuatro), por la barrera en algunos casos del idioma, por los requisitos exigidos para el acceso a un contrato de alquiler o por “los prejuicios” en torno a las personas refugiadas. CEAR, en su carta abierta, denuncia incluso casos de “discriminación” por parte de arrendadores e inmobiliarias. Cruz Roja, por su parte, afirma que se trata de una combinación de factores que generan “frustración” durante una búsqueda que a menudo se alarga.

Herramientas de Contenido