Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un camionero cántabro muere atropellado en la N-121-A en Doneztebe

ÓSCAR | García Fernández, de 43 años, cruzaba la calzada de madrugada

Jesús Morales - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Tramo de la carretera N-121-A en la que se produjo el atropello mortal.

Tramo de la carretera N-121-A en la que se produjo el atropello mortal.

Galería Noticia

Tramo de la carretera N-121-A en la que se produjo el atropello mortal.Estado en el que quedó el vehículo implicado en el suceso.

PAMPLONA- Un camionero cántabro de 43 años de edad, Óscar García Fernández, falleció en la medianoche de ayer al ser atropellado por un furgoneta en la carretera N-121-A (Pamplona-Behobia) a la altura del término municipal de Doneztebe. Según la investigación llevada a cabo por la Policía Foral, el transportista cruzaba la calzada después de haber dejado parado su camión en el arcén con la intención de dirigirse a una estación de servicio situada en las proximidades.

El suceso ocurrió a las 23.55 horas en el kilómetro 48,7 de la carretera N-121-A, cuando el centro de coordinación de emergencias de SOS-Navarra recibió el aviso de que un vehículo había atropellado a un peatón en la vía que conecta Pamplona con Behobia por Irun. El conductor implicado en el atropello era un joven de 19 años vecino de Doneztebe, quien circulaba en sentido Pamplona, y que resultó ileso.

Fuentes de la Policía Foral señalaron que el camionero, natural de Torrelavega (Cantabria), atravesaba el asfalto sin llevar puesta en ese momento ninguna prenda reflectante cuando se dirigía o regresaba de una estación de servicio ubicada al otro lado de la carretera, lo que unido a la escasa iluminación existente propia del momento, impidió que el joven conductor pudiera esquivarlo o detener la trayectoria de su vehículo a tiempo para evitar el atropello.

Tras ser confirmado su fallecimiento por las asistencias sanitarias que acudieron al lugar, el cuerpo del transportista cántabro fue trasladado hasta el Instituto Navarro de Medicina Legal en Pamplona para practicarle la autopsia. Hasta la carretera N-121-A también acudieron patrullas de Policía Foral y un equipo de la División de Atestados, que se hizo cargo de investigar las causas del siniestro y realizar las diligencias para remitirlas al juzgado de guardia.

El conductor implicado en el atropello dio negativo a las pruebas de alcohol y drogas que le efectuaron los agentes en el lugar, según añadieron las mismas fuentes, que apuntaron a la imprudencia del camionero fallecido como principal causa del atropello mortal.