Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

No se peatonalizarán las calles san francisco y Ansoleaga como piden vecinos y comerciantes

El Ayuntamiento opta por declarar la zona “residencial”, que da prioridad al peatón

Se autorizan los juegos y deportes en la vía, pero se mantiene el desnivel de la acera

Kepa García Javier Bergasa - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varios vecinos permanecen junto a las fachadas mientras circula un coche por la calle San Francisco.

Varios vecinos permanecen junto a las fachadas mientras circula un coche por la calle San Francisco.

Galería Noticia

  • Varios vecinos permanecen junto a las fachadas mientras circula un coche por la calle San Francisco.

pamplona- El Ayuntamiento ha desestimado la solicitud presentada por un grupo de vecinos y comerciantes de las calles San Francisco y Ansoleaga para peatonalizar la vía desde la plaza San Francisco hasta la calle Mayor, al considerar que las medidas de calmado de tráfico que van a entrar en funcionamiento en el Casco Viejo en breve “aportarán una mayor tranquilidad y convivencia entre los distintos modos de desplazamiento”.

En vez de la peatonalización, el Ayuntamiento ha optado por otorgar a la calle la calificación de “residencial”, que estará delimitada por señalización vertical. Tal y como establece la modificación de la normativa prevista en la ordenanza municipal de movilidad, la consideración de calle residencial determina que esté destinada especialmente para los viandantes, “con prioridad absoluta para el tránsito peatonal en cualquier dirección”.

Esto implica que las personas a pie “pueden utilizar toda la zona de circulación” y que estén autorizados los juegos y los deportes en la calle, mencionando que los peatones no deberán “entorpecer injustificadamente” a los conductores de turismos.

Por último, como calle residencial se establece una limitación de la velocidad máxima a 20 kilómetros por hora para todos los turismo y la prohibición para los conductores de estacionar fuera de los lugares designados.

La respuesta a la solicitud de vecinos y comerciantes procede del área de Ecología Urbana y Movilidad, donde se recuerda que entre las medidas que incluye el nuevo plan de movilidad está la de modificar los accesos al Casco Viejo con el objetivo de restringir el paso, excepto para vehículos de los vecinos y servicios autorizados. Consideran que este factor, junto al resto de las medidas, contribuirá a reducir la intensidad del tráfico en la calle San Francisco.

Aunque el Ayuntamiento no descarta la posibilidad de que se adopten futuras actuaciones de urbanización, la respuesta no ha dejado nada satisfechos a los vecinos y a los comerciantes de la calle San Francisco y prolongación en la plaza San Francisco, que consideran del todo insuficientes las medidas propuestas.

la única del burgoLa solicitud para peatonalizar la zona fue tramitada ante el Ayuntamiento en nombre de la asociación de Comercio, Hostelería y Servicios del Casco Viejo y el apoyo de los residentes de la zona y de la asociación de vecinos. En el escrito presentado ante el Ayuntamiento, con fecha del 18 de mayo, se establecía la necesidad de acometer una intervención similar a la que se llevó a cabo en la calle Jarauta hace unos años, donde se eliminaron las aceras facilitando el paso peatonal.

Recuerdan que la calle San Francisco es la única de todo el burgo de San Nicolás que no es peatonal, lo que además del perjuicio que entraña para los vecinos, ha supuesto un incremento muy importante del tránsito de turismos.

El escrito aludía a la estrechez de las aceras, la dificultad para el paso de silletas y el gran número de residentes mayores de edad, que a diario se enfrentan al problema que genera el considerable desnivel de la acera con respecto a la calzada. “El problema es más acuciante en la calle San Francisco, ya que la existencia de las fachadas tan cerca de las aceras impide que se dé un espacio de seguridad a los viandantes como sí existe en la plaza San Francisco”.

Otro de los aspectos que se pone de manifiesto en la demanda al Ayuntamiento hace referencia a la práctica muy extendida entre algunos usuarios de las bicicletas de dejar sus vehículos aparcados en elementos de la calle, como farolas o tuberías, “lo que obliga a que los peatones tengan que bajar a la carretera con el riesgo que ello supone”.

Peligro para los escolaresTambién recordaron ante las autoridades municipales el riesgo que supone el tráfico tan cerca del centro educativo San Francisco y el uso que muchos alumnos y madres hacen de esas calles como vía de acceso al colegio.

En su opinión, este factor debería de ser un motivo suficiente como para que se estudiara en profundidad la conversión de las calles San Francisco y Ansoleaga en peatonales. Añaden, además, que los alumnos usan la calle para el desplazamiento de actividades o excursiones escolares, teniendo que compartir el espacio con los coches y furgonetas de reparto.

En estos momentos, los vehículos pueden acceder a la calle San Francisco desde la calle Campana, calle Ansoleaga y calle Eslava.

Herramientas de Contenido