Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La mujer y el euskara unen a Aezkoa y Cize

la transmisión del idioma fue ensalzada ayer en el mítico tratado de pastos de ambos valles

Un reportaje y fotografía de Patricia Carballo - Domingo, 23 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Jaione Etxabarri, Pascuala Ilintxeta y Espe Lintzoain, tres generaciones en euskara.

Jaione Etxabarri, Pascuala Ilintxeta y Espe Lintzoain, tres generaciones en euskara. (PATRICIA CARBALLO)

Galería Noticia

  • Jaione Etxabarri, Pascuala Ilintxeta y Espe Lintzoain, tres generaciones en euskara.

Los valles fronterizos de Aezkoa y Cize se volvieron a reunir ayer en el Collado de Organbide para renovar un año más el Convenio de Compascuidad por el que ambos valles delimitan, desde hace 461 años, el terreno de sus pastos comunales. Junto al crómlech de Iropil, el cual simboliza los 9 pueblos de Aezkoa y los 21 de Cize, el representante de la Junta de Aezkoa, Félix Jamar, y el presidente de la Comisión Sindical de Cize, Joseph Goienetxe,pronunciaron de nuevo en euskara las palabras “Hi- tza hitz, herriaren, mendiaren eta gerokoen onerako” (“de palabra, por el bien de nuestro pueblo, monte y sucesores”), posando una mano en el hombro del otro y estrechándose la otra mano en señal de máximo compromiso.

Unas palabras que, según Jamar, representan el contenido de este encuentro: “Nuestro idioma en común es el euskera y este acto sirve para reforzar nuestras relaciones. A partir de ahí, nuestra misión es que siga habiendo vida en nuestros pueblos y que se sigan manteniendo las familias”.

Con la rúbrica del convenio, este verano, en la facería de Aezkoa pastarán 400 vacas, 6.700 ovejas, 1.170 corderos, 59 yeguas y 2 potros, procedentes de varias localidades del valle de Cize, por las que el valle de Aezkoa recibirá una compensación total de 71.264,46 euros. En cambio, en Garazi pastarán menos número de animales, al igual que el año pasado, en concreto 24 vacas y 170 yeguas, teniendo que abonar Aezkoa la cantidad de 3.985,98 euros.

el legado del euskaraComo viene siendo habitual en los últimos años, esta jornada sirve para homenajear a vecinos que contribuyen al desarrollo social de cada valle. En esta ocasión, se ha decidido homenajear al euskara, por ser idioma común y por lo que ha significado en las relaciones de ambos valles. “El euskera se ha transmitido de generación en generación a través de las familias, sobre todo gracias a las mujeres. La etxekoandre ha tenido un papel importantísimo en la transmisión del euskera y por eso, vamos a materializar ese homenaje en la familia Etxabarri de Abaurrea Alta”, afirmaba Jamar. Así, Pascuala Ilintxeta, Espe Lintzoain y Jaione Etxabarri, abuela, madre y nieta, recogieron ayer una makila en agradecimiento por haber difundido el uso del idioma en su hogar. Más allá de la transmisión familiar, también se quiso homenajear a personas voluntarias que han trabajado por el mantenimiento del euskara en el valle de Aezkoa. Es el caso de Ana Colomo, por su labor como profesora en el euskaltegi AEK de Garralda, y de Kontxesi Pedroarena, maestra jubilada cuyo papel desde los inicios de las ikastolas ha sido imprescindible para la perduración del idioma. Asimismo, desde la Junta también quisieron honrar a Idoia Zabalza, por sus 25 años de dedicación al euskara como técnica en Aoiz y en Aezkoa, y a Esther Urtasun, secretaria de la Junta de Aezkoa que este año también cumple 25 años de trayectoria profesional.

Homenajes más que merecidos en una jornada de fraternidad, donde se evidenció el admirable rol de las mujeres en la historia del euskara.

Herramientas de Contenido