Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El chupinazo de fiestas de Elizondo se llama Nahia

Nahia Urzaiz Cuartero, de 11 años, será la que prenderá la mecha del cohete con el que darán hoy comienzo las fiestas patronales de Elizondo

Lander Santamaría | Juan Mari Ondikol - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un encanto de niña, Nahia Urzaiz Cuartero, con el programa oficial de los Santiagos, de los que tirará el cohete y hoy será la principal protagonista.

Un encanto de niña, Nahia Urzaiz Cuartero, con el programa oficial de los Santiagos, de los que tirará el cohete y hoy será la principal protagonista. (JUAN MARI ONDIKOL)

Galería Noticia

Un encanto de niña, Nahia Urzaiz Cuartero, con el programa oficial de los Santiagos, de los que tirará el cohete y hoy será la principal protagonista.

elizondo- A Nahia le cuesta un poco coger confianza, es lógico para una niña que se supone que no está acostumbrada a ser objeto de una entrevista, ni tiene por qué. Pero son solo un par de minutos, en cuanto le surge su inocente y natural espontaneidad, ríe abiertamente cuando algo le hace gracia y cuenta lo feliz que se siente por lanzar el chupinazo con el que anunciará a sus vecinos y visitantes que han comenzado las fiestas y que pueden divertirse todo lo que quieran.

Estudiante con aprovechamientos de Baztan Ikastola, Nahia ha superado felizmente el quinto curso de Primaria (“he aprobado todo”, comenta satisfecha) y espera tranquila al próximo, tras el que pasará al Instituto de Secundaria de Lekaroz-Baztan. De forma que revela sus aficiones e intenciones de futuro y comenta que “la asignatura que más me gusta es la gimnasia”, aunque todas se le han dado bien.

En efecto, su inclinación por esa materia responde a sus aficiones, a la actividad física y al contacto directo que le gusta mantener con la naturaleza. Cuando Nahia tenga que decidir la profesión que le gustaría ejercer, no lo duda un instante: “O monitora de deportes de aventura o repostería”, materias bien dispares, por cierto.

“Me gustan los deportes de riesgo, como las vías ferratasen las que debes andar, escalar, meterte en algún hueco y seguir andando y escalando”, como la que compartió con Julio, su padre: la Vía Ferrata de la Cascada de Sorrosal, en la localidad oscense de Broto, en Aragón, la cual considera “hasta ahora mi mayor desafío”. La repostería es de suponer que herede de Ana, su amatxo, que también le acompañará en el momento del chupinazo. Y de que es una niña a la que le gusta estar activa no deja duda, porque otra que practica es “bailar funky en la piscina”, pero no en el agua sino en las instalaciones deportivas municipales. O sea, que no para quieta y moverse es lo que le “mola”, como dicen los jóvenes.

Su nombre, Nahia, en euskera “querida”, le queda como un guante y es que se hace querer en cuanto la conoces. Hace constar que es “muy amiga de sus amigas” de las que dice que son “mucha cuadrilla”. Lo que parece que no le gusta exageradamente es correr delante de los kilikis o cabezudos, aunque tiene sus preferencias en este sentido: “El que más simpático me parece es el Demonio” (cosa lógica con su temperamento valiente y decidido) y desde luego sí le parece una divertida atracción infantil.

También un poco traviesa, comenta que disfruta “tirando petardos”, aunque aclara que “por el ruido que hacen” y nunca por tirarlos a la gente. En ese sentido se le advierte una actitud seria y responsable y asegura que “siempre lo hago con mucho cuidado”.

En fiestas, como a todos los niños, también le gustan las barracas, una de las cuales, la que llaman la cesta, es la que plasmó en la pintura con la que ganó el premio de disparar el chupinazo. En realidad, a la hora de crear su pintura premiada recordó su experiencia del año pasado y reflejó las distintas reacciones de la gente ante el chupinazo y las fiestas. La atracción dela cesta,explica, es una estructura que se balancea todo el rato “y si no estás atenta y te sujetas, te vas al fondo”.

Sus sentimientos también afloran en la conversación y Nahia menciona a sus dos amatxis (“abuelas”), por las que siente un cariño particular, una en Cortes y otra en Pozuelo de Aragón, a las que asegura que “les quiero mucho y son muy buenas conmigo”. En vísperas de convertirse en la gran protagonista del inicio de fiestas, confiesa que no ha decidido lo que gritará en el momento. Pero no tiene problema: “Les preguntaré a las amigas de la cuadrilla y a quienes tiraron en años anteriores y decidiré”. Y luego se pondrá al cuello el pañuelico de cuadros y a disfrutar de las fiestas.

Últimas Noticias Multimedia