Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pasacalles, chocolate y juegos para los más pequeños

Se repartieron 60 litros de chocolate para reponer fuerzas tras huir de los cabezudos
Choricillo, comida multicuadrillas y encierro de trashumancia, otros actos festivos del día

Ana Cenzano - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los cabezudos hicieron las delicias de los más pequeños persiguiéndoles por las calles.

Los cabezudos hicieron las delicias de los más pequeños persiguiéndoles por las calles.

Galería Noticia

  • Los cabezudos hicieron las delicias de los más pequeños persiguiéndoles por las calles.
  • El encierro de la trashumancia se retrasó varios minutos hasta que las reses se reagruparon.
  • Los niños participaron de las distintas atracciones organizadas.

viana- Los vianeses ya han vivido tres días de fiestas, pero todavía les quedan otros dos. Ayer los protagonistas fueron los niños, era su día y buena parte de los actos festivos se centraron en ellos. Pudieron disfrutar del pasacalles de gigantes y cabezudos tanto por la mañana como por la tarde. El pasacalles de la mañana coincide con la entrada de muchos peregrinos a la ciudad, por lo que éstos se encuentran con un espectáculo inesperado que despierta su interés y les hace grabar todo con sus móviles para llevarse un recuerdo. Para reponer fuerzas después de huir de los cabezudos, los chiquillos pudieron degustar chocolate con bizcochos que ofrecía el ayuntamiento de Viana. En total se repartieron 60 litros de los que dieron buena cuenta no sólo los pequeños sino también los adultos que les acompañaban. Ninguno se quedó sin su vaso. Los más prevenidos se ataviaron con unos improvisados baberos hechos con bolsas de plástico, otros, dejaron huella en sus camisetas blancas de lo que habían desayunado. También para los más pequeños, la calle Serapio Urra se convirtió ayer en un auténtico parque de atracciones con hinchables, toro mecánico, juegos de baile y otro tipo de diversiones.

El chocolate no fue la única degustación de la que pudieron disfrutar ayer los vianeses ya que también tuvo lugar el tradicional reparto de choricillo a cargo de la peña Los Azulones. Se trata del grupo más veterano de los que se encargan de ofrecer distintos pinchos durante las fiestas. Ellos comenzaron en el año 1983, cuanto prácticamente ellos y Los Navarros eran las únicas peñas que ofrecían degustaciones. “Son muchos años ya y ya le hemos cogido el tino para que el choricillo salga bien asado”, explicaba Javier García Arina, uno de los peñistas. Hasta han ido adaptando los utensilios, “empezamos con parrillas de suelo pero ahora ya tenemos los asadores elevados que nos permiten asar de forma más cómoda”, explicaba. Repartieron un total de 600 raciones y, aunque en la peña son 10 miembros, ayer contaron con ayuda para guisar y hacer el reparto y luego lo celebraron con una comida que congregó a 45 personas. Otro de los actos esperados era el encierro de la trashumancia, un recorrido que lleva las reses desde los corrales de Cuevas, hasta la plaza del Coso, guiadas por jinetes. El de ayer fue menos ágil que el de otros años, ya que algunas vacas se empecinaron en salirse del recorrido y hubo que esperar muchos minutos hasta que volvieron con el grupo para hacer el recorrido. Los más jóvenes también tuvieron su momento ya que miembros de diferentes cuadrillas de Viana se juntaron para celebrar la comida multicuadrillas que finalizó con bailes y fiesta hasta que el cuerpo aguantó.

Herramientas de Contenido