1.331 objetos encontrados y 519 devueltos

1.272 apariciones y 376 objetos devueltos en San Fermín en la oficina de objetos perdidos

La cifra es sensiblemente inferior a 2016, con 1.331 objetos encontrados y 519 devueltos

Mikel Bernués | Oskar Montero - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ruedas de bici, patinetes... y hasta una silla de ruedas esperan a sus olvidadizos dueños.

Ruedas de bici, patinetes... y hasta una silla de ruedas esperan a sus olvidadizos dueños. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Ruedas de bici, patinetes... y hasta una silla de ruedas esperan a sus olvidadizos dueños.La estantería en la que se ordenan las carteras y documentación y los teléfonos móviles, los objetos que se pierden de forma más habitual en fiestas.

pamplona- Como es habitual, la oficina de objetos perdidos de Pamplona ha echado humo durante San Fermín. Este servicio municipal, gestionado a lo largo del año por una persona que atiende al público en horario de mañana (de 8.30 a 14.30 horas), se convierte entre el 6 y el 14 de julio en una oficina abierta 24 horas y que multiplica por ocho su personal. Es un no parar.

Ocho auxiliares de protección civil (los conocidos como naranjitos) se encargan durante las fiestas y a tres turnos de atender al público, registrar, organizar absolutamente todo lo que llega a las oficinas, que es mucho, y devolver por correo documentaciones perdidas. En concreto, los objetos encontrados entre el 6 y el 21 de julio de este año han sido 1.272, y de estos se han devuelto un total de 376. Dentro de esa cantidad, se han enviado por correo (a ciudadanos que viven fuera de la Comarca de Pamplona, en otras comunidades o a las embajadas o consulados de visitantes extranjeros) 127 sobres con documentación.

Las cifras son sensiblemente inferiores a las de 2016, año en el que se registraron 1.331 objetos encontrados y 519 devueltos en ese mismo período. Ampliando el rango de acción desde el uno de julio y hasta el mismo día 21, han sido 1.395 los objetos encontrados, mientras que en 2016 fueron 1.411. El número contrasta con los objetos encontrados el resto del año;613 en junio, 647 en mayo o 520 en abril.

rarezas perdidasLas pérdidas que más abundan en Sanfermines son carteras, llaves y móviles. También bastante ropa, mochilas, riñoneras o maletas. Hasta ahí todo normal. Pero la oficina de objetos perdidos esconde utensilios a priori no tan fáciles de perder como cascos de moto, un sillín, ruedas de bici o una silleta para llevar a un menor en la bicicleta. Sorprende la presencia de una silla de ruedas (quizás a su dueño, como a Lázaro, le dijeron “levántate y anda”), o de un ukelele, un saxofón y una guitarra con los que bien se podría montar una banda. También han aparecido varios estuches con insulina para pacientes diabéticos.

Todo lo que llega a objetos perdidos se registra en el ordenador. Excepto las llaves. Sobre el mostrador de atención al público hay cuatro cajas repletas de llaveros y con etiquetas en las que se especifican los meses en los que fueron encontradas, para que los ciudadanos revuelvan hasta encontrar las suyas. A partir de aquí, para reclamar cualquier otro objeto hay que describirlo. En el caso de los teléfonos, se pide el código PIN o el IMEI (15 dígitos que suelen aparecer debajo de la batería y también en las cajas o facturas del aparato).

en corto

Por meses. Desde el 1 de julio y hasta el 21 de julio se han encontrado 1.395 objetos. En todo junio fueron 613, en mayo 647 y en abril 520.

Personal de apoyo. Tres auxiliares de protección civil por la mañana, otros tres por la tarde y dos más de noche se han encargado de atender al público en San Fermín. Uno de ellos ha permanecido de apoyo a la persona que se encarga del servicio hasta hoy.