Al día han trabajado de media unas 300 personas

Volkswagen Navarra ejecuta 314 trabajos en la parada de fábrica con una inversión de 47,3 millones de euros

EP - Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 16:43h

De media, han trabajado cada día unos 300 empleados de Volkswagen Navarra y 1.200 trabajadores de empresas externas.

De media, han trabajado cada día unos 300 empleados de Volkswagen Navarra y 1.200 trabajadores de empresas externas. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

De media, han trabajado cada día unos 300 empleados de Volkswagen Navarra y 1.200 trabajadores de empresas externas.

PAMPLONA. Volkswagen Navarra ha completado, durante la parada de fábrica realizada entre el 24 de junio y el 16 de julio, un total de 314 trabajos en sus instalaciones, que han supuesto una inversión de 47,3 millones de euros. De media, han trabajado cada día unos 300 empleados de Volkswagen Navarra y 1.200 trabajadores de empresas externas.

Estas tres semanas de obras, desarrolladas durante las vacaciones de gran parte de la plantilla de Volkswagen Navarra y justo antes de comenzar la producción en serie del nuevo Volkswagen Polo, han permitido realizar trabajos en todos los talleres: 22 en Prensas, 33 en Chapistería, 27 en Pintura, 49 en Motores, 55 en Montaje y 18 en Revisión Final.

Además, se han completado 39 trabajos de Infraestructura, 39 de Logística, 29 de Tecnologías de la Información y 3 de Calidad, ha informado la empresa en un comunicado.

De media, han trabajado cada día en la fábrica unos 300 empleados de Volkswagen Navarra y unos 1.200 trabajadores de empresas externas, con días puntuales en los que han llegado a superarse las 2.200 personas en las instalaciones de Volkswagen Navarra.

En concreto, en Prensas, los principales trabajos han permitido reforzar la estructura de la prensa GT2 y sustituir las bandas de salida de piezas en las prensas GT1 y GT2, mientras que en Chapistería se han desmontado los laterales y el autobastidor del anterior Polo en la nave 1 y se ha trasladado la instalación de laterales exteriores de la nave 1B a la nave 1.

Por su parte, en Pintura, la parada de fábrica ha sido aprovechada para montar la nueva instalación para el pintado del techo bicolor y para sustituir la técnica de transporte y los hornos de la instalación de ceras en la nave 2, mientras que en Motores se han modificado diversas instalaciones de apriete y se ha cambiado la altura de la zona de premontaje de puertas.

Además, en Montaje se han instalado diez nuevos tactos con las carrocerías giradas (mejora ergonómica) y se ha modificado la altura y adaptado diferentes instalaciones del taller. En Revisión Final se ha adaptado el elevador para colocar las protecciones en las suspensiones del coche y se ha mejorado la visibilidad de las carrocerías en las líneas de ZP7.

Asimismo, entre los trabajos de Infraestructura destacan la construcción de una plataforma de unión entre las naves 2 y 3, con unos 1.500 metros cuadrados de superficie, la ampliación y reubicación de las oficinas de Schablonenbau y la instalación de equipos de aire acondicionado para la climatización en diversas zonas de Montaje.

El responsable de Planificación de la Producción en Volkswagen Navarra, Karsten Heuer, ha destacado que "realizar más de 300 trabajos en sólo tres semanas requiere mucha coordinación". "El trabajo en equipo, desarrollado sin incidentes reseñables, ha sido clave para cumplir objetivos y para completar todas las labores previstas, la mayoría de ellas directamente relacionadas con la producción en serie del nuevo Polo", ha valorado.