Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El pueblo y la lluvia firman una tregua en las fiestas

Gran animación y casi normalidad meteorológica en el día de Santiago

Agotadas las tarjetas para el popular ‘Zikiro Yate’: serán 550 comensales

Lander Santamaría | Juan Mari Ondikol - Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La alcaldesa Alazne Sansiñena hace el clásico saludo al público al abrir el Mutildantza mixto en la plaza de los Fueros.

La alcaldesa Alazne Sansiñena hace el clásico saludo al público al abrir el Mutildantza mixto en la plaza de los Fueros. (JUAN MARI ONDIKOL)

Galería Noticia

La alcaldesa Alazne Sansiñena hace el clásico saludo al público al abrir el Mutildantza mixto en la plaza de los Fueros.El tiempo permitió a los txistularis abrir paso a las comparsas tras la misa mayor en la parroquia.Miembros de la comparsa intentan proteger de la intensa lluvia a uno de los gigantes.Voluntarios y usuarios de Aspace, en una alegre foto de familia, celebrando las fiestas.Los partidarios del Mutildantza tradicional bailaron en gran número y con mucha gente en el jardín de la parroquia de Santiago Apóstol.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

elizondo- La Justicia (alcaldesa jurado ykargodunak) de Elizondo y el dios de la lluvia parecieron haber firmado una tregua ayer, en el día del patrón Santiago Apóstol, que transcurrió casi con meteorología aceptable aunque llovió con ganas durante la noche y por la mañana, para cesar y permitir celebrar los actos. Tras la misa mayor se bailó el tradicional Mutildantza, el oficial en la Plaza de los Fueros precisamente encabezado por la alcaldesa Alazne Sansiñena y el de los hombres en el jardín de la parroquia, en los dos casos con numerosa afluencia de público y ovaciones de los espectadores.

La misa mayor se ofició por parte del párroco Javier Azpiroz, que deseó unas muy felices fiestas a los feligreses que llenaban el templo y la Agrupación Coral y la banda de música Recreo de Elizondo, con el organista Félix Txoperena, bordaron el Himno a Santiago y la Misa de Hilarión Eslava, Elizondo de segundo apellido precisamente. Mientras, en el exterior se quedaron las autoridades municipales y locales, si bien hubo concejales que asistieron a título particular.

doble mutildantzaEn lo que ya se puede considerar habitual, la interpretación del Mutildantza fue doble como ya se indica, aunque cabe en esta ocasión destacar la impecable indumentaria en los dos casos como mandan los cánones en fiestas, con camisa blanca, pantalón oscuro o mil rayas, boina y pañuelico al cuello. Lo del pañuelo suele quedar al libre albedrío de unos y otros, el de color rojo o “el de hierbas” a cuadros, de utilización más rural aquí.

Se bailaron el saludo Aunitz urtez!(por muchos años) para seguir con el llamado Billantziko, Muxikoa y otras, para finalizar con Baztango Zortzikoa, que siempre ha sido abierto a todos los géneros. Los cuatro gigantes pudieron por fin bailar en la plaza de los Fueros, donde se ofreció un aperitivo popular con la habitual buena acogida.

Por la tarde tampoco hubo problemas con el tiempo, la chavalería pudo disfrutar con el rocódromo instalado en la plaza de Juego a Largo (la plaza Nueva, antiguamente) y se disputó la primera eliminatoria del Campeonato Herriz-Herri de Navarra de deporte rural, igual que ofrecieron sus improvisaciones los bertsolaris Julio Soto (campeón de Navarra), Onintza Enbeita, Alsia Martín y el campeón de Euskal Herria, Amets Arzallus.

Para la medianoche se esperaba con interés la actuación de Miguel Ángel y el Mariachi de la Cantina, que agradecerán los numerosos baztandarras residentes en México que visitan su Baztan en esta época. Quizás esa emigración documentada desde el siglo XVI al país azteca (el Distrito Federal es la segunda localidad de Baztan por habitantes) ha hecho que la canción mexicana goce aquí de tanta aceptación.

mala gente que camina

¡cuidado con carteras y móviles!

Y va apestando la tierra. También en Elizondo, como no puede ser menos y como cantaba Antonio Machado en su He andado muchos caminos, no falta la “mala gente que camina y va apestando la tierra” y haciendo de mala forma con las carteras y móviles ajenos y todo lo que pueda robar. Son los amigos de lo ajeno sin otro oficio ni beneficio que el de patearse pueblos en fiestas y ferias y aprovechar las grandes aglomeraciones para hacer uso de sus habilidades. Ya se han registrado algunos casos, con el problema que supone verse sin documentación, y conviene estar advertido y atento a acercamientos y empujones que de casuales no tienen nada.