la carta del día

Pasos de peatones

Por Carmen Bravo - Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

señor alcalde de Pamplona-Iruña: póngase a trabajar en lograr una ciudad segura para las peatonas y peatones.

Después de vivir un tiempo fuera de Pamplona, volví a mi ciudad hace poco tiempo. Lo que más me impresionó fue el cambio que se había producido en la seguridad para caminar por las calles. El riesgo que existía de atravesar una calle, por el mal llamado “paso de peatones” -quienes más lo transitamos somos las peatonas-, era enorme. Cada vez que tenía que pasar por este paso rayado -antes llamado “paso de cebra”- me sorprendía que casi ninguna conductora o conductor reducía la velocidad. Incluso en los que están regulados por semáforos, siempre hay que prestar mucha atención, porque la falta de seguridad es lo habitual.

Pronto comprobé que mi primera impresión era una realidad. Las noticias en los medios de comunicación locales sobre atropellos en los pasos de peatonas y peatones son frecuentes.

A lo largo de este tiempo, en el que camino habitualmente por Pamplona, he comprobado la falta de respeto a las normas urbanas y de circulación por parte de conductoras y conductores. Miro sus rostros desde la acera para asegurarme de que alguien va a parar y compruebo que parecen auténticos zombis. Casi nadie repara en su obligación, de ceder el paso a las personas que se encuentran esperando en la acera, para atravesar la calle.

Esta observación me ha llevado a la conclusión de la falta de responsabilidad de la Alcaldía, con la seguridad de las personas que día a día recorren las calles de Pamplona para la compra de alimentos, del acompañamiento de nietos y nietas, de las hijas e hijos, de las personas mayores para ir a pasear. De las múltiples tareas que desempeñan mayoritariamente las mujeres por las calles de Iruña.

Señor alcalde: las políticas urbanas también son políticas de género. Porque son ellas, nosotras, las que más caminamos por la ciudad. Las que más acudimos a los servicios de todo tipo: sanitarios, educativos, geriátricos, comerciales, administrativos, incluidos los bancarios. Las que más utilizamos los transportes públicos, tan deficientes en algunos barrios. Las que más caminamos por las aceras con el carro de la compra, de la niña o el niño, del anciano o anciana y donde nos encontramos con tantas dificultades para no caer o tropezar.

Señor alcalde: supongo sus muchas actividades y desempeños como responsable de una ciudad para garantizar la mejor habitabilidad de sus habitantes, pero sin lugar a dudas, usted está fallando estrepitosamente en la seguridad de las y los viandantes, que somos la mayoría.

¿Cuántos atropellos y muertes en los mal llamados “paso de peatones” lleva en su legislatura? Póngase inmediatamente a la labor de hacer una Pamplona segura para las personas que caminamos habitualmente por la ciudad. Si, como dice, su pretensión es mejorar las condiciones de vida y convivencia en Iruña, póngase a la labor de garantizar la seguridad vial de su ciudadanía, de mayoría femenina.

Si lo hace estará también cumpliendo con las políticas de igualdad de género.