Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Más ordenada, corta y sin tensión política

La procesión de Santa Ana reunió a miles de tudelanos, aunque en menor cantidad tanto dentro como fuera
Una mayor coordinación evitó el caos de otros años en el desfile

Nieves Arigita Unai Beroiz/N.A. - Jueves, 27 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La imagen de Santa Ana, rodeada de cientos de personas, pasa por el final de Mercadal.

La imagen de Santa Ana, rodeada de cientos de personas, pasa por el final de Mercadal. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

La imagen de Santa Ana, rodeada de cientos de personas, pasa por el final de Mercadal.

tudela- Más corta, infinitamente más ordenada y exenta de polémica política. La procesión de Santa Ana 2017 será recordada, además de las evidentes y personales de cada uno, por estas razones y por el hecho de que por fin, en el desfile no se produjo el caos de los últimos años, propiciando tanto a los de dentro como a los que observan desde el público poder disfrutar del acto. Como dato, la imagen de Santa Ana partió con exquisita puntualidad, a las 12.00, de la seo tudelana, mientras la Corporación abandonaba la catedral 20 minutos después. La banda, que cierra la procesión por detrás de las autoridades, entró en la plaza Vieja apenas dadas las 13.30, una hora mucho más aceptable que la de ediciones anteriores, cuando llegaron a sobrepasarse las 14.00, para desesperación de público y fieles. Estas circunstancias fueron propiciadas en parte porque miembros de la Cofradía de Santa Ana, Protección Civil y Policía Municipal coordinaron mediante walkies las paradas y arranques de la imagen, frenando a sus seguidores y evitando los tapones que deshacían las hileras a ambos lados de la calle convirtiéndolas en montones de gente sin orden ni concierto.

La imagen de la patrona salió puntual a las 12.00 y regresó a la seo a las 13.30, mientras en ediciones anteriores se superaban las 14.00 horas

Además, saltó a la vista que el número de gente era mucho menor que el del año pasado, tanto dentro como fuera, un extremo que se hizo patente de forma muy especial en puntos como el de la iglesia de la Magdalena, donde se pudo vivir sin apreturas el saludo de la imagen de Santa Ana a la de Santa Ana la Vieja, o en Mercadal, Carnicerías o San Jaime, donde tradicionalmente es imposible encontrar un hueco en primera fila para ver el desfile. En esta ocasión, sin embargo, hubo espacio más que suficiente para, sobre todo, hacer fotos de la patrona con el móvil, que fue una de las estampas más repetidas: cientos de manos levantadas al paso de la imagen para captar una instantánea o grabar un vídeo.

representación políticaEn el aspecto político, la representación municipal quedó reducida a su mínima expresión y la de otras instituciones a la de la delegada de Gobierno Carmen Alba y a la de los senadores José Cruz Pérez Lapazarán (PP) y Pachi Yanguas (UPN). Ni rastro del cabeza de los regionalistas, Javier Esparza, cuyo partido tanto ha insistido en la obligatoriedad de la asistencia a la procesión. El líder de UPN, que el día anterior sí que se hizo una foto con el torero Padilla, no se la hizo con Santa Ana. Y, vara de mando en mano, de nuevo un henchido José Ángel Andrés (PSN).