Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un nuevo cabezudo

Este año se ha estrenado un bufón más realista que el anterior y lo paseó la primera mujer de la comparsa

Iñaki Parra Unai Beroiz - Jueves, 27 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los cuatro cabezudos antiguos, el nuevo cabezudo (segundo por la izquierda) y el zaldiko, posando juntos en la calle Muro.

Los cuatro cabezudos antiguos, el nuevo cabezudo (segundo por la izquierda) y el zaldiko, posando juntos en la calle Muro.

Galería Noticia

  • Los cuatro cabezudos antiguos, el nuevo cabezudo (segundo por la izquierda) y el zaldiko, posando juntos en la calle Muro.
  • Leire Benedicto asoma los ojos por la boca del nuevo cabezudo.

tudela- Si la lluvia es la principal enemiga de los gigantes y cabezudos cuando hace acto de presencia en las calles tudelanas los días de fiestas, parece ser que ni siquiera a cubierto y en su casa, en la calle Gayarre, pueden estar a salvo las figuras de las inclemencias meteorológicas. Y es que una humedad terminó por deteriorar al bufón, uno de los cinco cabezudos de la comparsa de Tudela que cada año repartía saludos y golpes por igual.

Pero como no hay mal que por bien no venga, el bufón pronto ha sido sustituido por otro “mucho más realista y mejor hecho”, según explicó el director de la comparsa Iñigo Castellano. La figura fue presentada a la ciudad el día 25 en los tradicionales recorridos que hacen gigantes y cabezudos, por lo que continuará toda la semana dispuesto a darse a conocer a niños y mayores.

El nuevo miembro es totalmente artesanal, hecho a mano por Jesús Mª Ganuza (creador de las otras figuras) y ha sido restaurado por el seguro contratado por la comparsa, tras comprobar que era imposible de arreglar el antiguo cabezudo por el gran deterioro que el agua había creado en él.

La encargada de pasear a la nueva figura durante los primeros días de fiestas ha sido Leire Benedicto Goicoechea, joven tudelana de 18 años y que se ha consagrado como la primera mujer de la comparsa.

De este modo, la comparsa más antigua de Tudela renovará uno de los cabezudos y continuará con sus cinco figuras, además de un zaldiko. Este cambio se une a los dos gigantes, Íñigo Arista y Oneca de Velázquez, que se incorporaron el año pasado a los cuatro existentes (Sancho el Fuerte, Sancha, Catalina de Foix y Juan de Labrit) tras una donación hecha por la familia Aguirre de Arguedas para obras sociales y culturales de la comarca. Estos cambios han permitido la renovación de la comparsa creada en 1986, ya que los integrantes han crecido de 20 a 27 miembros en menos de dos años.

Herramientas de Contenido