Trece países de la OEA reclaman a Maduro suspender la Constituyente

La UE pide
“medidas urgentes” antes del domingo para buscar “una solución pacífica negociada”

Jueves, 27 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Aspecto de una avenida cortada ayer en Caracas.

Aspecto de una avenida cortada ayer en Caracas. (Foto: Miguel Gutiérrez (Efe))

Galería Noticia

Aspecto de una avenida cortada ayer en Caracas.

MADRID- Un grupo de 13 países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) instó ayer al Gobierno de Venezuela a que suspenda las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, previstas para el 30 de julio.

“Instamos al Gobierno de Venezuela a suspender el proceso hacia una Asamblea Nacional Constituyente que implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática y sería contrario a la voluntad popular expresada en la consulta del 16 de julio”, reza el texto, que no se someterá a votación.

La declaración fue leída en la OEA por el embajador panameño, Jesús Sierra, y la suscriben Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Estos 13 países pertenecen al grupo de 14 naciones que promueven la mediación de la OEA en la crisis de Venezuela, con la ausencia en esta ocasión de Uruguay, que no explicó por qué se ha desmarcado.

El texto insiste en “la importancia de establecer lo antes posible un grupo u otro mecanismo de facilitación para apoyar un proceso de diálogo y negociación entre el Gobierno y la oposición”.

Además, las naciones firmantes expresan su “profunda preocupación por la grave alteración del orden democrático en Venezuela, la agudización de la crisis y el aumento de la violencia”.

En cambio, las misiones de Venezuela, Bolivia y Nicaragua expresaron su rechazo a que el Consejo Permanente aborde la crisis de la nación petrolera sin el consentimiento de su Gobierno.

lA UE PIDE NEGOCIACIÓNMientras, también la Unión Europea se moviliza. Los Veintiocho reclamaron ayer al Gobierno de Nicolás Maduro “medidas urgentes” antes del 30 de julio, con el objetivo de “restablecer la confianza” y permitir la reanudación de negociaciones “serias” con la oposición para buscar “una solución pacífica negociada” a la crisis.

“El Gobierno debe tomar medidas urgentes para restablecer la confianza antes del 30 de julio, como hizo al permitir que Leopoldo López pasara de la prisión al arresto domiciliario, a fin de rebajar la tensión y crear mejores condiciones que permitan la reanudación de los esfuerzos hacia una solución pacífica negociada”, reclamaron los Veintiocho a través de una declaración de la Alta Representante de Política Exterior, Federica Mogherini, consensuada con los Estados miembro.

Los Veintiocho justificaron esta petición tras señalar que “para la sociedad venezolana la convocatoria de una Asamblea Constituyente es una medida controvertida” que podría polarizar “más” al país y aumentar “el peligro de confrontación”, y volvieron a apelar al Gobierno y a la oposición para “abrir los cauces del diálogo y reanudar unas negociaciones políticas serias en el interés del país en su conjunto”.

En el texto, los Veintiocho evitaron hacer ninguna referencia a la posibilidad de promover sanciones contra dirigentes del país si Caracas sigue adelante con las elecciones a la Asamblea Constituyente, una opción que España reclamó explorar pero que rechazaron expresamente países como Portugal y, más recientemente, Grecia.

Estados Unidos sí decidió sancionar por su parte a 13 altos cargos venezolanos, incluidos militares y miembros de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) para aumentar la presión sobre el Gobierno de Maduro y conseguir que renuncie a la Asamblea Constituyente. “Vemos la fecha del 30 de julio como una línea crítica que, si se cruza, podría suponer el fin de la democracia en Venezuela”, dijo a periodistas un alto funcionario del Gobierno de Donald Trump, que pidió el anonimato.

La UE no excluye posibles sanciones en función de cómo evolucione la situación. De momento, los Veintiocho apelan al respeto al Estado de Derecho, tras reiterar “preocupación” por “los numerosos informes sobre las violaciones de los Derechos Humanos”. - Efe/E.P.

NUEVA HUELGA

A medio gas. En la primera jornada de una nueva huelga general, esta vez de 48 horas, Caracas amaneció parcialmente paralizada y con calles cerradas en varias zonas, especialmente en los principales feudos antichavistas en el este de la ciudad. Hace una semana se produjo otra huelga, de 24 horas, que también fue seguida de forma desigual.