Pablo Berger director y guionista de ‘abracadabra’

“Esta es una comedia hipnótica, quiero que el espectador sueñe despierto y se deje llevar”

El director vasco, que triunfó con ‘Blancanieves’ cinco años atrás, regresa a la gran pantalla con una película “para gente sin prejuicios”

Ana Jiménez Iban Aguinaga - Viernes, 28 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Tras triunfar con Blancanievesen 2012 -10 Goyas incluidos-, el director bilbaíno Pablo Berger presentó ayer en Pamplona su último filme, Abracadabra, una “comedia seria” que hipnotizará al espectador.

Abracadabra es prácticamente un contrario de su anterior proyecto, Blancanieves, ¿fue difícil el cambio?

-Me gusta descolocar con cada película y que mi siguiente filme sea muy diferente a la anterior. Blancanieves es una película en blanco y negro, muda, melodrama y sofisticada;y aquí estamos haciendo una película de colores chillones, ruidosa, y comedia, y con estética de barrio. Lo importante para mí era plantear dos películas muy diferentes, pero con el mismo equipo: diseñador de vestuario, director de fotografía, director de arte, productora, parte del reparto... Son dos películas que están hechas con la misma exigencia.

Se parte desde la hipnosis y un espíritu perdido, pero aborda temas duros y actuales. ¿Cómo fue el reto de enfocarlos desde la comedia?

-Antes que director, me considero contador de cuentos y Abracadabra es otro cuento, no uno de los hermanos Grimm, sino un cuento personal y original. El guion es el mapa de tesoro y el director de alguna manera lleva la brújula. Abracadabra a nivel personal y profesional ha sido un éxito y estamos muy satisfechos con el resultado. Ahora lo que deseamos es sorprender al espectador, porque mi único objetivo como director es sorprender con cada película y que el espectador que paga una entrada, pase un buen rato y se ría, pero creo que la risa no quita a que también puedas pensar. A mí me gustan las comedias serias y Abracadabra lo es, habla sobre ese machismo deleznable que está impregnado en esta sociedad, sobre el empoderamiento de la mujer y otros muchos temas, pero no quita que un tema con tanta actualidad como este, se pueda tratar bajo el prisma del humor. Esta es una comedia hipnótica, al margen del tema del hipnotismo presente en la historia, porque como director quiero hipnotizar al espectador, que sueñe despierto y se deje llevar, y no hay ningún sitio mejor para soñar despierto que en una sala de cine. Abracadabra es una película para gente sin prejuicios, gente que tenga mucha imaginación y que desee pasar un buen rato, y que de alguna manera quiere dejarse llevar y protagonizar la historia del largometraje, que no es otra cosa que gente ordinaria, viviendo una situación extraordinaria.

Vuelve a contar con Maribel Verdú, y al trío protagonista se suman Antonio de la Torre y José Mota, quien quizá sea la mayor sorpresa. ¿Cómo fue el proceso de casting?

-Maribel es una de la mejores actrices de su generación, pero para mí es una amiga y es una cómplice. Nuestra experiencia en Blancanieves fue tan satisfactoria... Abracadabra no está escrito para ella, es un guion que lo tenía desde antes de Blancanieves, pero luego hice una reescritura para que encajase. Y fue Maribel la que me animó a contar con Antonio de la Torre, ya que habían trabajado en Felices 140. Yo admiraba a Antonio, fíjate qué carrera, incluyendo un Goya y nueve nominaciones... Era una apuesta segura y fue fácil reunir a Maribel y Antonio para hacer esta pareja. Pero como un entrenador de fútbol, para un gran partido tienes que tener un arma secreta, y hay un gran actor, la mayor estrella de la televisión, que curiosamente en el mundo del cine estaba en el banquillo: José Mota. Sé que él ahora por fin se va a establecer en nuestra industria, la gente se va a reír con él, como con sus programas de televisión, pero también va a ver a un José que emociona, que le quieres proteger y es vulnerable. Para mí, José Mota es el Jack Lemmon español.

Está de regreso a Pamplona, donde tuvo lugar gran parte del rodaje. ¿Cómo fueron aquellas semanas?

-Nos encontramos una ciudad que nos daba la bienvenida y lo necesitábamos, ya que las secuencias de figuración importantes de Abracadabra, con unos 2.000 figurantes, eran todos de Pamplona. Todos fueron tan colaborativos en todas las secuencias que, como dije en la presentación de la película, Navarra se puede convertir en el nuevo Hollywood español. Creo que se han rodado unas 17 películas desde que yo rodé aquí, mi productor va a rodar aquí la semana que viene, yo seguro que volveré... Lo que ha ocurrido es que el Gobierno de Navarra se ha dado cuenta de algo que el Gobierno español no ve ya que está ciego: darse cuenta de la importancia que tiene el cine. El cine es una industria cultural que mueve muchísimo dinero y que genera beneficio y trabajo, y es la memoria visual de un país. Así que bravo por la Consejería de Cultura de Navarra por apoyar los rodajes cinematográficos.

Últimas Noticias Multimedia