Los servicios y la industria tiran del empleo

El consumo impulsa a Navarra, que crece ya un 3,3%, más que España

El PIB de la Comunidad Foral encadena dos trimestres avanzando al menos un 0,9% por primera vez en una década
Los servicios y la industria tiran del empleo
El Gobierno eleva su previsión al 3,1% este año y al 2,7% en 2018

Juan Ángel Monreal / Javier Bergasa - Sábado, 29 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los ingresos del comercio han crecido en los últimos meses.

Los ingresos del comercio han crecido en los últimos meses. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Los ingresos del comercio han crecido en los últimos meses.

“El dato conocido es bueno y la previsión que hacemos para 2018 es prudente”

Pamplona- La economía navarra alcanzó el verano con sus motores principales carburando. Hay más alegría en el consumo, que impulsa a los comercios, a la hostelería y a los servicios, y se mantiene la pujanza industrial, apoyada ya no solo en las exportaciones, sino también en una demanda interna renovada. Todo ello se combinó para ofrecer un crecimiento del 0,9% en el segundo trimestre -la misma cifra que en el periodo anterior- y para situar el avance interanual en el 3,3%, dos décimas por encima de la media española.

Hay que remontarse diez años en la serie histórica, hasta finales de 2006 y comienzos de 2007 para encontrar dos trimestres consecutivos con crecimientos de al menos un 0,9%. Un dato que refleja el buen momento de economía global, cuyas perspectivas parecen haberse despejado y armonizado en los últimos meses, y la mejoría del clima económico español y navarro. De la mano de la creación de empleo, que durante algunos meses se acercó al 3% y que la Encuesta de Población Activa cifraba en 21.000 empleos en el último año, ha despertado el consumo. Las ventas del comercio navarro llevan cuatro meses consecutivos creciendo más que la media española.

“Es un buen dato”, reconocía Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno de Navarra, que anunció ayer que elevaba nada menos que nueve décimas la previsión de crecimiento de este año. Del 2,2% previsto en el cuadro macroeconómico a un 3,1% alineado con las últimas estimaciones conocidas en las últimas semanas. BBVA, por ejemplo, coincidía plenamente con el Ejecutivo foral, mientras que Laboral Kutxa estimaba el crecimiento en el entorno del 3%. Con el actual, Navarra encadena ya 15 trimestres consecutivos de crecimiento, de tal modo que su economía presenta desde mediados de 2016 un tamaño ya superior al que tenía antes de la crisis. En eso, ha tomado casi un año de ventaja a España.

En cuanto a la previsión de crecimiento del PIB para 2018, “un dato necesario” para que se empiecen a elaborar los Presupuestos del próximo año, Ayerdi remarcó que “en este momento el modelo econométrico nos da una banda y estaremos en el entorno del 2,7% para el año que viene”. “Nosotros por cultura y por principio preferimos estar en la banda más prudente siempre, porque al final hay elementos externos que son difíciles de definir. Por cultura de gestión preferimos tener una cierta dosis de prudencia”, planteó Manu Ayerdi.

“Este buen dato de crecimiento del PIB viene a reafirmar lo que el resto de indicadores coyunturales están mostrando desde el arranque del año, que la actividad económica regional, como está sucediendo en el Estado, es más fuerte y resistente de lo que habíamos anticipado”, destacó el vicepresidente de Desarrollo Económico, quien recordaba que también el Gobierno central se ha visto obligado a adecuar sus previsiones. No obstante, Ayerdi avanzó que la moderación en el crecimiento económico que se preveía para este año debido a la evolución de los tipos de interés, el precio de las materias primas y la cotización de las divisas, “es previsible que comience a sentirse durante este tercer trimestre”. De hecho, ha apuntado que “gran parte de los indicadores” han mostrado un menor crecimiento en junio.

Distintos factores externos se han combinado además en los últimos trimestres para impulsar el crecimiento. Y Laboral Kutxa calculaba hace unos días que todos ellos eran capaces de añadir en torno a un 1% al crecimiento potencial de la economía navarra y la española. Los bajos tipos de interés son sin duda uno de ellos, al igual que el precio del petróleo, que en el entorno de los 50 dólares puede considerarse barato y un estímulo. El dólar, que rozó la paridad con el euro durante unos meses, vuelve a depreciarse en las últimas semanas, algo que podría golpear a las exportaciones.

España avanza también un 0,9%

Consolidación. La economía española ha mejorado su crecimiento en el segundo trimestre del año, al avanzar el 0,9 % en tasa trimestral, una décima más que la registrada entre enero y marzo, según el dato adelantado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este dato, el mayor desde el tercer trimestre de 2015, continúa la consolidación del crecimiento económico que se había moderado al 0,7% en la segunda mitad del año pasado, tras haberse mantenido por encima de dicha tasa desde 2014. La variación anual del PIB entre abril y junio fue del 3,1 %, una décima por encima de la contabilizada en el trimestre anterior. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer que la economía española ha recuperado el nivel de riqueza de antes de la crisis “gracias a las reformas” puestas en marcha, que la han hecho “más competitiva, flexible y resistente”. Consideró que se trata de unas “espléndidas cifras” con las que es “más que probable que el conjunto del año crezcamos al menos el 3%”. - D.N.