Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

presidenta de Navarra

“Todos los indicadores económicos, sociales y de solidaridad están mejorando”

Uxue Barkos cree que, tras dos años, el cambio ya es “una realidad que mira al futuro”. La presidenta de Navarra valora la mejora económica que ha permitido la inversión social

Andoni Irisarri / Unai Beroiz - Sábado, 29 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, durante la rueda de prensa.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, durante la rueda de prensa. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, durante la rueda de prensa.

pamplona- La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, cerró en el día de ayer la ronda de valoraciones que, a lo largo de las dos últimas semanas, han venido haciendo todos los consejeros del Ejecutivo con motivo de los dos primeros años de legislatura.

Hasta ahora, se trataba de que los titulares de cada uno de los departamentos hiciesen una valoración del trabajo desarrollado en sus áreas. Pero a Barkos, en su calidad de jefa del Gabinete, le tocó ayer hacer una composición de lugar para situar en las coordenadas concretas el punto en el que, recién pasado el ecuador de la legislatura y a falta de menos de dos años para las próximas elecciones forales, se encuentra la Comunidad Foral de Navarra. Y lo cierto es que a día de hoy, Navarra ofrece una imagen bastante distinta a la de julio de 2015. Hoy Navarra es la comunidad con la menor tasa de paro del Estado y cuya economía crece por encima que la de España;la estabilidad política de una mayoría en el Parlamento garantiza cada año la aprobación de unos Presupuestos que en un 57% están destinados a inversión social, y que a pesar de colocarse en más de 3.700 millones sigue permitiendo a Navarra cumplir con todos los objetivos en materia fiscal que exige tanto Madrid como Bruselas.

Es la parte más técnica de un cambio que hace dos años se prometió “tranquilo”, y que ahora quiere “ir acompasando el cambio social al cambio político” avanzando también en normalización lingüística, simbólica, en recuperación efectiva de la Memoria Histórica y en afrontar los retos futuros que plantea una cada vez más necesaria presencia en Europa, que no puede crecer sin llevar el desarrollo a las regiones. Pero a pesar de que el escenario es prometedor, Barkos asumió que las cifras “son mejorables” y queda mucho por hacer, por lo que trabajar ajeno a las infundadas acusaciones apocalípticas de la oposición se torna esencial “para no desviarse de este camino de futuro”.

Consciente de que a estas alturas la oposición, y especialmente UPN y PPN, han querido emborronar la acción del Gobierno a base de ruido, Barkos compareció ayer en la sala de prensa del Palacio de Navarra con un guión claro: el de radiografiar la situación de Navarra al ecuador de la legislatura “sólo con datos, con realidades, no con reflexiones u opiniones políticas” que se limitaron al inicio, cuando Barkos constató que, en vistas a los datos, “el modelo de Gobierno que nos dimos en 2015”, de cambio “de abajo a arriba” que recoge “el cambio social que ya estaba en la calle, pero que faltaba en las instituciones”, funciona.

Para sustentar su tesis, Barkos diferenció dos planos a lo largo de su discurso, que se prolongó durante quince minutos, más otros tantos para responder a las preguntas de los periodistas. Si a juicio de la presidenta el cambio “funciona” es porque ha proporcionado a Navarra una estabilidad que desde hace casi diez años no se veía en el Gobierno de Navarra. “En términos políticos, este es el periodo más estable desde el inicio de la crisis”, algo que Barkos reconoció como “básico” para que “el conjunto de indicadores socioeconómicos de Navarra estén mejorando”. Pero los dos años de mandato también han permitido vislumbrar el plano de la gestión, de la que ya se están viendo los frutos teniendo en cuenta que “el primer año fue de emergencia, de poner en las prioridades las urgencias sociales y de cuadrar cuentas”, mientras que ahora, y sobre todo de aquí a 2019, ya se puede hablar de “realidades”.

“realidades socioeconómicas”Estas realidades se aprecian, sobre todo, en dos ámbitos: el económico y el social. En el primero, sobre todo, se ve al margen que se ha quedado una oposición que ha intentado desacreditar la mejoría económica que vive Navarra. Barkos recordó que la Comunidad Foral “cuenta hoy con más empresas que al principio de la legislatura”. Si en enero de 2015 el número de sociedades en Navarra era de 36.738, en la actualidad esa cifra ha ascendido hasta las 38.444, destacando un 30% de aumento en la creación de cooperativas. Pero “también registra un mayor número de personas afiliadas a la Seguridad Social”, que en la actualidad tiene 271.532 cotizantes, 10.000 más que en diciembre del año pasado. “La economía foral crece dos décimas por encima de la del Estado” (3,3% frente al 3,1%, según los últimos datos del PIB), y la tasa de paro se ha bajado “un 3% en dos años”, quedando en el 10,55%, la más baja de todo el Estado. Como remate, Navarra ha conseguido financiar, tanto en 2016 como este mismo año, deuda a tipos de interés más bajos que el propio Tesoro, provocando un ahorro de 20 millones en diez años en algunos de los paquetes, y la Comunidad Foral ya tiene un rating de solvencia superior al del Estado. Son datos que refuerzan una máxima que ayer Barkos recordó que sirvió como patrón a la hora de conformar el Gobierno: “No podremos ser solidarios si no somos solventes”. Sólo con unos mayores ingresos fruto de la reforma fiscal y el viento de cola de la mejora económica se han podido acometer la reversión de los recortes (como en las cocinas de los hospitales) o la extensión a un 30% de personas dependientes ayudas sociales, entre las que se encuentra un presupuesto de lucha contra la pobreza de 150 millones. La bajada de las listas de espera (hay 10.000 pacientes menos en lista que en 2015) y el concurso de 600 plazas de empleo público en la Administración (por las 120 que se lanzaron en toda la legislatura anterior) forman parte también de un cambio “del que se beneficia toda la ciudadanía, rompiendo con el Mcguffin (en lenguaje cinematográfico, una excusa) que ha querido alimentar la oposición de que el cambio no es para todos los navarros”. Sin embargo, Barkos desechó la idea de conformarse con unos datos esperanzadores. “Son cifras en algún caso constreñidas, pero que trabajamos para hacerlas más expansivas” en los Presupuestos de 2018.

Herramientas de Contenido