Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Meteoritos

Barkos

Por Carlos Pérez Conde - Domingo, 30 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

tribunal de Cuentas: Barkos “queda absuelta de la responsabilidad contable que se le reclama”, pues “no está probado que la demandada cobrara dietas por asistencia a reuniones de su grupo municipal que no se realizaran, en el periodo 2008-2012” (concejala y diputada). La política institucional es una profesión con derecho a pluriempleo, e incluso compatible con otros ingresos profesionales y de partido. La relación calidad-precio de esta democracia es deficiente. En este caso, la dieta es el procedimiento de pago a los concejales no liberados. El método vigente en el Ayuntamiento de Pamplona entre 1999 y 2013 (alcaldías de Barcina y Maya) respondía a una filosofía: primero, cobrar;después, justificar. La asistencia a reuniones con devengo de dieta se daba por supuesta como el valor en el extinto servicio militar obligatorio. Una cínica fe en sí mismos en cuanto a responsabilidad, honestidad y transparencia. La sentencia dice que “el carácter anticipado de los pagos y su articulación en nómina (además de una imprecisa documentación acreditativa de las reuniones) favorece la opacidad en la gestión de esos fondos públicos, minimiza las posibilidades de control sobre los mismos y potencia escenarios de posible enriquecimiento injusto por indebidas percepciones de dietas no justificadas que podrían encubrir sobresueldos”. Como el método interesaba a todos los grupos políticos municipales, todos eran finos en la percepción dineraria y mucho menos en la precisión de los justificantes. Casi todos los acogidos al sistema de dietas cobraban el máximo estipulado. La liquidación final era aprobada por Alcaldía. Justitia et Veritas (Del Burgo colaboró con ella en los casos Bono y 11-M) pretendía justicia sin verdad, con un escrito acusatorio incurso en falsedades y errores. El Tribunal de Cuentas fue su último cartucho legal tras los fiascos en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y en el Supremo. Barkos, no hundida. UPN, tocado.

Herramientas de Contenido