Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Declarado el pasado sábado

Estabilizado el incendio "intencionado" de Zamora tras calcinar 2.500 hectáreas

EFE - Domingo, 30 de Julio de 2017 - Actualizado a las 19:20h

Un bombero refresca varias pacas de paja quemadas en el incendio forestal que se declaró en Arribes del Duero.

Un bombero refresca varias pacas de paja quemadas en el incendio forestal que se declaró en Arribes del Duero. (EFE)

Galería Noticia

Un bombero refresca varias pacas de paja quemadas en el incendio forestal que se declaró en Arribes del Duero.

Pino del Oro (Zamora). El incendio forestal que se declaró el pasado sábado al mediodía en el entorno del parque natural de Arribes del Duero, en la provincia de Zamora, está estabilizadotras calcinar unas 2.500 hectáreas de terreno, de las que unas 350 son de superficie arbolada, y al parecer fue intencionado.

El fuego tuvo dos puntos de inicio a la vez a una distancia entre ellos de unos dos kilómetros y medio, en Pino del Oro y Castro de Alcañices, lo que lleva a pensar que ha sido intencionado, según ha informado el domingo a los medios de comunicación el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

El máximo responsable de Medio Ambiente del Gobierno regional, que ha visitado la zona junto al coordinador general del PP y diputado por Zamora, Fernando Martínez-Maíllo, ha precisado que la zona afectada por el fuego abarca un perímetro de unos treinta kilómetros y en ella trabajan más de trescientos efectivos y hasta quince medios aéreos de extinción.

El fuego está estabilizado aunque no controlado, sigue en nivel de peligrosidad dos, en una escala ascendente de cero a tres, y permanecerá activo varios días, ya que existen varios punto caliente y sigue habiendo viento en la zona, ha precisado el consejero.

Suárez-Quiñones ha declarado que existen "indicios de criminalidad", ya que esos dos focos simultáneos de inicio estaban orientados ambos hacia la zona de más fácil propagación de las llamas que, debido al viento, avanzaron con rapidez y se unieron para formar un mismo frente.

El incendio actualmente está "sin llama" pero tiene "gran peligro" de reproducción debido a su amplio perímetro y a que existen muchos puntos calientes, según ha explicado el consejero.

Ha insistido en que aunque se encuentra estabilizado tardará varios días en darse por controlado debido a esas circunstancias y al viento, de 18 kilómetros de media en la zona, pero con rachas que llegan a los 40 kilómetros por hora.

En el lugar trabajan, según las horas, entre doscientos y más de trescientos medios humanos, y entre diez y quince medios aéreos, además de numerosos medios terrestres.

Las labores de extinción se centran, una vez estabilizado el fuego, en enfriar los puntos calientes y tratar de evitar que se reproduzca el fuego.

Entre las cerca de 2.500 hectáreas que, según la estimación inicial, se han quemado, figura principalmente superficie de pasto y matorral, aunque también hay unas 450 hectáreas de arbolado, trescientas de ellas de encinar.

De la superficie quemada únicamente 28 hectáreas pertenecen al parque natural de los Arribes del Duero, enclavado en la reserva de la biosfera Meseta Ibérica y con "alto valor paisajístico y ecológico".

Suárez-Quiñones ha llamado a la colaboración ciudadana para dar con los posibles autores de los incendios porque "esos criminales tienen que ser delatados", ha aseverado.

Por su parte, Martínez-Maillo, que ha acudido al lugar del incendio como diputado nacional por Zamora, ha resaltado la "magnífica coordinación" de todas las Administraciones Públicas en este incendio.

Con la actuación de los medios presentes, tanto del Estado como de la Junta de Castilla y León y de la Administración Local, se ha demostrado la "altísima preparación técnica" de los medios de extinción de España, ha asegurado Martínez-Maillo.

El coordinador general del PP no ha querido entrar a valorar si es necesario endurecer las penas contra los pirómanos ya que ha considerado que no es el momento de abordar esa cuestión sino de poner de relieve la "grave irresponsabilidad" que supone provocar incendios intencionados, que son "actos criminales".