¿Quedan orquestas todavía?

no hace un cuarto de siglo que aún existían unos grupos musicales magníficos que parecen haberse esfumado

Un reportaje de Lander Santamaría Fotografía Juan Mari Ondikol - Domingo, 30 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El ‘mexicano’ Chuchín Ibáñez con la Jalisko Band en una gala benéfica en el recordado Bordatxo.

El ‘mexicano’ Chuchín Ibáñez con la Jalisko Band en una gala benéfica en el recordado Bordatxo.

Galería Noticia

El ‘mexicano’ Chuchín Ibáñez con la Jalisko Band en una gala benéfica en el recordado Bordatxo.

lo mismo esto es un salto a piscina vacía, con el batacazo consiguiente, pero intenta uno hacer memoria de asunto no tan lejano y le da la impresión (ya se insiste en que quizás errónea) de que aquellas orquestas de las que disfrutábamos desde hace medio siglo y hasta la actualidad, calculamos que en los últimos 25 años, se han esfumado arrasadas por el volumen (no diremos ruido) y el contundente y reiterativo bumbumbumactuales. O la tecnología dernier cri(último grito, y nunca mejor dicho) no sirve o los artefactos de mezclas resulta que no distinguen entre la paja y el trigo y nos lo sirven todo amasado y empaquetado.

La voz o las voces y la machaca de los instrumentos suenan al unísono, tanto que resulta más que harto complicado entender algo de lo que se supone vocaliza. Esto uno piensa que hasta no hace nada no ocurría, y echando mano de sus meninges le vienen al encuentro lo que considera que eran auténticas orquestas, ejemplos las llamadas Nueva Etapa, Los Clan, Alaska, Los Diamantes y ya posteriores, Akelarre, Egan de Xabier Saldias y más recientes aún, Joselu Anaiak y la muy comarcal y cercana Jalisko Band.

Se recuerda de los años mozos a Javier Montero, de Estella, el trompetista de Alaska que nos ofrecía unos solos de auténtico lujo, a Los Diamantes del amigo Tomás Albizu que también se la jugaba en su discoteca Paraíso de Alsasua, la formidable versión que Akelarre interpretaba de Hotel California que sigue siendo de las más escuchadas en Youtube, casi tan genial como la de sus Eagles creadores, o Eperra de Anje Duhalde cuando cantaba en el grupo (otro de sus cantantes excepcionales fue Xabier Madina) y Joselu Anaiak que siguió la ruta imparable de las canciones en euskera. La última y de las más notables que se recuerda era la Jalisko Band con la mágica trompeta del sunbildarra Jalisko Ibarra, que se hicieron los amos del cotarro en el noroeste de Navarra y que con Chuchín Ibáñez organizaban galas benéficas a favor de alguna ONG en el dinamitado y recordado Bordatxo de Doneztebe.

Escuchar un solo de trompeta de Javier Montero con la Orquesta Alaska de Estella valía por todas las fiestas, aunque se solían despedir con el caballeroso “y con esta canción, estimado público, nos despedimos, etc...” y arremetían con un pasodoble, La morena de mi copla, con lo que tengo para mí que ahora les caparían en lo que se dice.

La verdad sea dicha, ya no estamos para andar de plazas ni de lejos, lo que no impide que la música llegue hasta nosotros en lo que Miguel Ríos decía “el ruido de fondo”, el del espacio interestelar quizás. Pero lo cierto es que, de igual forma que el baile agarrau de novios, matrimonios y parejas en general ha sido materialmente expulsado de las plazas, uno echa de menos aquellas espléndidas orquestas. (La edad).

lo que queda del día

Lógica. El gitano Arbizu es parado por la Guardia Civil en la carretera de Doneztebe a Leitza y al preguntar por qué, le explican: “Vamos a multarle por haber pisado la línea continua”. A lo que el Arbizu, ez korto ta ez perezoso, responde: “¿Y qué pasa, se ha roto o qué?”

Oferta. Catador de hongos gratis para que usted pueda consumirlos sin riesgo. Son necesarias cantidades considerables (mínimo, dos kilos) para que los análisis den resultado con la máxima eficacia. No se devolverá ninguna cantidad al ser necesarios todos los aportados para una analítica completa. Interesados, dirigirse a esta sección (en horas de oficina).

el Gobierno

todos ignorantes

O sea que, según queda demostrado, estamos gobernados por completos ignorantes, porque aquí nadie sabe nada, no conoce nada, no tiene noticia de nada y mire que yo no estaba y todo eso, con lo que cada vez nos parecemos más a los Estados Unidos, donde siempre se ha dicho que “cualquiera puede llegar a ser presidente” (a la vista está) y que no pasa nada. En quince días, han “desaparecido” de la Comunidad de Madrid “papeles ligados a la caja bdel PP” y la empresa pública Arpegio reconoce al juez que “varias carpetas” que contenían contratos del caso Púnica por financiación ilegal del PP “están vacías”. Esto es la Operación Fairy. Mientras, el documental Las cloacas de Interiorque enseña todo el escandaloso y repugnante montaje del Gobierno para enmierdar a Cataluña y partidos rivales hay que verlo en un canal deportivo porque los afectos al sistema rechazan emitirlo. De vergüenza.