BALONMANO | Dinamarca 38-39 España

Bazán es de oro

BALONMANO | El navarro del Helvetia anaitasuna se proclama campeón del mundo junior con una selección que bate a dinamarca en la prórroga

Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La selección española junior celebra la victoria en la final del Mundial.

La selección española junior celebra la victoria en la final del Mundial. (MIKEL ERBITI)

Galería Noticia

La selección española junior celebra la victoria en la final del Mundial.

Dinamarca 38

España 39

DINAMARCA Porteros: Simon Sejr Jensen y Simon Gade. Jugadores de pista: Christian Olesen, Tobias Joergensen, Frederik Ladefoged (3), Aaron Mensing (1), Jonathan Wuertz (6), Magnus Saugstrup Jensen (8), Lasse Nikolajsen (2), A. Mads Kjeldgaard, Mathias Bitsch (5), Sebastian Augustinussen (2) y Lasse K. Moeller (11, 1p.).

ESPAÑA Portero: Xoan Ledo (2). Jugadores de pista:José María Márquez (5), Daniel Dujshebaev (8), Antonio Bazán (1), Asier Nieto, José Oliver, Kauldi Odriozola (5), Juan Muñoz (4), Francisco Castro (2), David Fernández (1), Josep Folques (3), Aleix Gómez (7, 3p.) y Jaime Fernández (1).

Parciales 16-18 (descanso);34-34 (final);y 38-39 (prórroga).

Árbitros Lars Jorum y Havard Kleven (Noruega). Excluyeron a los daneses Ladefoged, Mensing, Wuertz y Saugstrup Jensen;y a los españoles Asier Nieto (2) y Josep Folques.

Pabellón Harcha Hocine de Argelia.

Mikel Erbiti pamplona - La selección española júnior de balonmano, con el navarro del Helvetia Anaitasuna Antonio Bazán en sus filas, se proclamó ayer campeona del mundo en Argelia al ganar en la final a Dinamarca por un apretado 38-39. Los pupilos de Isidoro Martínez se impusieron en un partido muy igualado, en el que el gran protagonista fue el portero Xoan Ledo, autor de dos goles y de multitud de paradas. Las dos últimas resultaron decisivas, ya que una permitió a Dani Dujshebaev anotar el tanto de la victoria desde su propio campo -los daneses estaban atacando con portero-jugador pese al empate a 38- y la otra hizo bueno el gol de su compañero.

El encuentro comenzó con el equipo español muy concentrado y superando a una selección de Dinamarca que se mostró dubitativa. El equipo de Bazán, que marcó el primer gol del partido y disputó casi todos los minutos, llegó al descanso con una ligera ventaja (16-18) y en la segunda parte continuó con la misma intensidad y concentración que ha demostrado a lo largo de un torneo en el que ha ganado todos los partidos que ha jugado. Sin embargo, Dinamarca endureció su defensa y se fue acercando en el marcador hasta forzar la prórroga.

En los diez minutos extra la igualdad fue máxima hasta el final. Con 38-38, Dinamarca dejó su portería libre para atacar con un hombre más, pero Ledo repelió un lanzamiento desde el extremo y el rechace lo aprovechó Dani Dujshebaev para marcar desde su campo el tanto de la victoria. Así, los júniors españoles, actuales campeones de Europa, se convirtieron en campeones del mundo.