Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Seis toros sin ninguna mala intención

Pese a numerosas caídas, los astados de Rosa Rodríguez no dieron problemas

Fermín Pérez-Nievas P. Cascante/O. Montero/ I. Parra/J.A. Martínez/F. P-N. - Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

tudela- De casta le viene al galgo y desde que se supo que los toros del 30 de julio procedían de Portugal ya se barruntaba que podrían dar juego. Así fue, y los de Rosa Rodríguez, rápidos y musculados, cumplieron con las tres reglas de oro del encierro: peligroso, emocionante y sin consecuencias. De hecho fue el que terminó con un mayor número de heridos (cinco) aunque todos de carácter leve y no fue necesario su traslado al hospital. Aunque no superaron la marca de los salmantinos de Valdefresno, pararon el crono en 4 minutos y 36 segundos, dentro de la media.

Desde el inicio, uno de los morlacos salió despistado de los corrales y marcaba otro tempo en la carrera. Los de cabeza estiraban y alargaban la manada hasta romperla en varios pedazos a su paso por Camino Caritat lo que hizo las delicias de los mozos.

La manada llegó ya completamente rota a la avenida de Zaragoza. Los más veteranos esperaban allí para guiar a los primeros astados pero alguno de ellos cayó en la misma curva sin que ninguno de los animales hiciera mención de ir a por ellos. Por detrás el toro negro no daba problemas pero su escasa velocidad tampoco permitía hacer buenas carreras junto a él.

El callejón de entrada a la plaza de toros fue el epicentro del peligro y de las caídas. Dos mozos cayeron casi abrazados (uno encima de otro) a los pies de un cabestro que les saltó, mientras que otro despistado consiguió salvar por dos veces el peligro ya que dos astados, de forma consecutiva, pasaron olímpicamente de ellos. Ahí quedó todo, un encierro más en uno de los años más flojos de la última década en este aspecto.

Herramientas de Contenido