Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Picasso llega al Gustavo de Maeztu

El museo estellés ofrece la posibilidad de visitar la exposición de carteles del artista malagueño debido al centenario del homenaje que este rindió al pintor vitoriano cuando se reunieron en el año 1917

Un reportaje de Ana Lumbreras - Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Rincón del museo estellés en el que se recoge parte de la muestra ‘Maeztu Picassiano’.

Rincón del museo estellés en el que se recoge parte de la muestra ‘Maeztu Picassiano’.

Galería Noticia

  • Rincón del museo estellés en el que se recoge parte de la muestra ‘Maeztu Picassiano’.
  • Otro ejemplo de la muestra ‘Maeztu Picassiano’.

El Museo Gustavo de Maeztu continúa con su plan de exposiciones temporales de 2017 con una nueva propuesta que tiene como protagonista a Pablo Ruiz Picasso, visto a través de una excepcional colección de carteles de exposiciones del pintor malagueño de las décadas de los 50, 60 y 70 del pasado siglo XX.

Los 17 carteles, procedentes de colecciones privadas, fueron concebidos y diseñados por Picasso, incluyendo a veces su firma y dedicatoria. El recorrido planteado ofrece la posibilidad de contemplar carteles de tres décadas, que anunciaban las exposiciones realizadas por el artista en Barcelona o Milán entre los años 1950 y 1970. Se dividen en dos secciones: aquellos que reproducen en una foto una de sus obras (sin que la mano del artista interfiera) y aquellos en el que el mismo pintor dibuja el propio cartel, convirtiéndolo así en una razón artística más.

Los posters fueron concebidos para lograr una mayor difusión y también para que obtuvieran un mayor alcance social. “Tanto Picasso como Maeztu tenían una vocación divulgativa, ambos querían que el arte llegase al máximo número de personas posible. Para ello, uno de los elementos divulgativos más efectivos a partir de los años 50 eran los carteles”, explicó Camino Paredes, directora del Museo Gustavo de Maeztu. En el caso de los del pintor malagueño, fueron realizados para contribuir y colaborar en actos políticos y para sus propias exposiciones.

‘Maeztu picassiano’ La exposición se completa con una muestra de obras de Gustavo de Maeztu que rememora un importante hito que este año celebra su centenario;el homenaje que en 1917 Picasso rindió a Gustavo de Maeztu a propósito de la exposición que Maeztu realizó en las Galerías Layetanas de Barcelona. A través de estas seis obras, bajo el título de Maeztu Picassiano, se destaca la buena relación que existió entre los dos artistas. “Es un pequeño tributo a esa amistad y confluencia estética que tuvieron en ese año”, aclaró Paredes. Esta relación, que comenzó a principios del siglo XX, queda de manifiesto en el año 1917, cuando Gustavo de Maeztu realizó una exposición en las Gallerías Layetanas de Barcelona. Esta galería será la sede del Homenaje que Picasso le tributó a Gustavo de Maeztu, ocasión que reúne a importantes artistas e intelectuales. De este evento y amistad quedarán gestos estéticos y dos retratos que ambos artistas se regalarán mutuamente.

El museo pone en relevancia la confluencia estética que estos dos amigos tuvieron en verano de 1917, cuando el malagueño visitó España para la representación del ballet realista de Parade cuya escenografía había creado. Durante su estancia, realizó obras como el Arlequín (Barcelona, 1917) y los retratos deOlga con mantilla(Barcelona, 1917). “Ese año, Picasso y Maeztu pintaron con el mismo lenguaje. El malagueño dejó el cubismo y comenzó a pintar con un lenguaje totalmente figurativo. Hizo el Arlequín y un retrato de Olga como Maeztu pintaba a sus majas, con el mantón de manila”, aclaró Paredes.

La exposición se podrá visitar hasta el 8 de octubre de 2017 de forma gratuita. De martes a sábado de 9.30 a 13.30 horas y de 16.00 a 18.00 horas, y los domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas.

Herramientas de Contenido