La verdad es un pastel demasiado grande

Venancio Rodríguez Sanz - Martes, 1 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

-Papá, si digo la verdad, algunos se podrían enfadar y tomar represalias contra mí.

-Hijo, la verdad es un pastel que todos se quieren comer de un bocado. Pero es tan grande que solo tienen lo que les cabe en la boca.

-Papá, no te entiendo, ¿qué tiene que ver la verdad, con el pastel y con la boca?...

-Hijo, cuando emitas tu opinión, sabrás si tenías razón o no: si es verdad lo que dices, puede que se enfaden y se desquiten. Y si nos es cierto, se lo tomarán como una broma. Lo importante es que tú sepas el motivo por el que lo haces: si es por venganza o por hacerles un favor. De las dos formas podrías tener problemas. Aunque de las dos maneras les podrías ayudar: con la primera opción te perjudicas, y con la segunda te beneficias. Así lo decía San Agustín: “Ama y di lo que quieras”.

Últimas Noticias Multimedia