Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mucho más que una “guardería” para adultos

Los centros de día ofrecen servicios de mantenimiento funcional, además de algunas actividades de ocio

Martes, 1 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- No son residencias donde permanecer interno. Tampoco son guarderías a las que llevar a las personas mayores hasta determinada hora. Son una cantidad de servicios y actividades que se prestan con la intención de prevenir la discapacidad de una persona en una edad avanzada o la progresión de la misma. Así define los centros de día Inés Francés, directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP), para quien estos centros son una perfecta forma de pasar ratos de ocio a la par que saludables. “Fundamentalmente se prestan servicios de mantenimiento funcional de las personas, aunque también hay espacio para el ocio y para la formación de las familias que después se hacen cargo de estas personas”, comenta.

“Hay una mala creencia sobre los centros de día al pensar que son como las guarderías para bebés pero en personas mayores”, dice Francés, que añade que “esta imagen no podría estar más alejada de la realidad”. “Una guardería es un lugar en el que se deja a un bebé para que una serie de cuidadores se haga cargo de él y le entretengan mientras los progenitores o las personas que cuidan de él no pueden atenderlo”, comenta. Los centros de día, en cambio, “son un lugar en el que las personas ejercitan su cuerpo y su mente, realizan actividades para mejorar su estado físico o de estimulación cognitiva”, matiza.

En concreto, explica, se ofrecen servicios de mantenimiento funcional, como por ejemplo, de rehabilitación, que puede ser tanto grupal como individualizado;programas de estimulación cognitiva, puesto que “la mayoría de personas que acuden a estos centros, aunque no lo son todos, tienen demencia”;y actividades ocupacionales para mejorar su estado físico, entre las que se encuentran musicoterapia o actividades en el huerto o de paseo. “Estas actividades suelen durar entre 20 y 30 minutos, en función de cada una, y suelen tener descansos entre medio, porque aunque la finalidad es que se ejercite el físico y la mente, no hay que forzar la recuperación de estas personas”, apunta Francés.

servicios sanitarios y de aseoAsimismo, se ofertan cuidados sanitarios y servicios de aseo, ya que “en algunas ocasiones las familias que cuidan de estas personas no disponen de los medios necesarios para llevar a cabo estos cuidados”. “Aunque esto, especialmente los cuidados sanitarios, sea competencia de los centros de salud a los que acuden estas personas mayores, los centros de día también los ofertan”. Por último, se ofrece transporte a las personas que no puedan acudir por sus propios medios a los centros de día, siempre que el trayecto no supere la hora de duración.

fomentar la autonomíaEn definitiva, puntualiza Francés, estos centros ofrecen “servicios que tienen como fin último el fomento de la autonomía de las personas con dependencia”. Los centros, además, pueden estar situados, pueden ser independientes o formar parte de una residencia que también tiene estancias de día. En estos últimos casos, las personas que acuden a los centros de día pueden realizar las mismas actividades que están programadas en las residencias, aunque por lo general “la cartera de servicios es diferente en un centro de día que en una residencia”. - A.R.O.

Herramientas de Contenido