LIGA EUROPA

El empuje Raúl García

liga europa el navarro afronta el jueves su 104º partido en competición continental

Pako Ruiz - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Raúl García, durante el amistoso en tierras suizas frente al Fenerbahce

Raúl García, durante el amistoso en tierras suizas frente al Fenerbahce (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Raúl García, durante el amistoso en tierras suizas frente al Fenerbahce

bilbao- Se conoce el rol de Raúl García en este Athletic. En su tercera campaña como rojiblanco, el de Zizur, que el pasado 11 de julio cumplió los 31 años de edad, es una de las grandes referencias y se espera que ejerza como tal en el importantísimo encuentro del jueves ante el Dínamo Bucarest, en el que el conjunto de Kuko Ziganda se juega su continuidad en la Europa League, en la que necesita pasar dos eliminatorias previas para meterse en la ansiada fase de grupos. El navarro presume de su currículum en competición continental, ya que alcanzará ante el equipo rumano su partido cien entre Champios y Europa League en los tres clubes en los que ha ejercido (Osasuna, Atlético de Madrid y Athletic), y a los que hay que sumar otros cuatro envites, dos Supercopas europeas y dos citas en una eliminatoria de la extinta Copa Intertoto.

Precisamente, esta última mención supone un aviso que habrá recordado el propio Raúl García. Sucedió hace una década, cuando el entonces futbolista del Atlético de Madrid, que dirigía Javier Aguirre, experimentó su primer enfrentamiento ante un club rumano, el Gloria Bristita. En aquella ocasión, el cuadro colchonero sufrió muchísimo para pasar la ronda, disputada en el mes de julio, ya que cayó en terreno visitante por 2-1 y tuvo que sudar la gota fría en el Vicente Calderón, donde venció por un apurado 1-0. El jueves, Raúl García y el Athletic saben que no pueden fiarse del Dínamo después del 1-1 en el duelo de ida en el National Arena.

Kuko Ziganda confía en los pesos pesados del vestuario. Hay mucho en juego. Para el club, para los jugadores y para el propio técnico, conocedor de que un inesperado K.O. a las primeras de cambio en su estreno oficial supondría un varapalo complicado de digerir. Raúl García es una de esas grandes referencias que tiene que tirar del carro. Tanto Ziganda como él beben de una historia común. Lo hicieron en Osasuna, en la campaña 2006-07. Entonces, el de Larraintzar se llevó un palo duro como técnico de Osasuna, al no pasar la histórica previa de la Champions frente al Hamburgo y en la que tampoco pudo imponerse Raúl García, que participó en esos dos encuentros.

enchufadoEl Athletic se ha conjurado para pasar este primer escollo. Quedaría otro más, a disputar los días 17 y 24 de este mes, para entrar en la liguilla, el gran objetivo. Raúl García llega enchufado al partido del jueves. Es una cuestión genética. Lo ha ratificado a lo largo de esta pretemporada, en la que ha participado en cuatro partidos amistosos, al margen del choque de ida de esta eliminatoria en Bucarest. Un recorrido en el que ha destacado por su músculo competitivo y por su pegada, ya que se ha convertido en el pichichi de los leones, gracias a sus tantos ante el Sion y el doblete frente al Brujas, duelo en el que fue expulsado tras batir en dos ocasiones al equipo belga.

El navarro luce un extenso historial en Europa, con un total de 103 encuentros en las diferentes competiciones, con mayor protagonismo en la Europa League, 62 partidos. 17 de ellos con el Athletic, con la meritoria cifra de cuatro tantos (Partizan Belgrado, Valencia, Sevilla y Saussolo). Por tanto, Raúl García no es un novato en estas lides. Su experiencia es un grado que debe jugar a favor de los intereses de la escuadra de Ziganda, superior al Dinamo en calidad, pero que la debe plasmar sobre el renovado césped de San Mamés.

Últimas Noticias Multimedia