Escaparate de promesas

aficionados el torneo muebles polque-kantxa presenta su cuarta edición

Mikel Erbiti Iban Aguinaga - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Algunos de los pelotaris participantes y promotores posan en la presentación del torneo.

Algunos de los pelotaris participantes y promotores posan en la presentación del torneo.

Galería Noticia

Algunos de los pelotaris participantes y promotores posan en la presentación del torneo.

pamplona- La cuarta edición del Torneo Muebles Polque, organizado por la fundación Kantxa Pelotazale, comenzará el cuatro de agosto y finalizará con la gran final en el Labrit, coincidiendo con las fiestas de San Fermin Txikito (el 23 de septiembre).

La organización ha intentado que las eliminatorias, que se disputarán en diferentes pueblos de Navarra, coincidan con las fiestas de dichas localidades.

Un total de 48 pelotaris competirán en las categorías juvenil y promesas con el objetivo de hacerse con la txapela de un torneo que se ha consolidado en los últimos años hasta convertirse en uno de los más importantes en el panorama de pelota aficionada.

Patxi Roldán, miembro de la fundación Kantxa Pelotazale, se mostró muy satisfecho de la evolución que ha sufrido el torneo en estas cuatro ediciones. “Estamos encantados de poder presentar este torneo por cuarta vez. Lo que comenzó siendo un torneo más humilde se ha convertido en el torneo navarro más importante”, explicó Roldán en la presentación del torneo que tuvo lugar ayer en las instalaciones de Muebles Polque ante los medios y los propios pelotaris.

Tras estas tres ediciones, es evidente que este torneo se ha convertido en uno de los mayores escaparates para los jóvenes pelotaris que vienen pisando fuerte. De los pelotaris que han participado en las anteriores entregas, un total de 17 han acabado debutando en la pelota profesional. Es el caso de jóvenes promesas como Julen Marija, Unai Laso o Joanes Bakaikoa.

“Lo que comenzó siendo un torneo humilde se ha convertido en uno de los más importantes a nivel de juveniles y promesas”

patxi Roldán

Miembro de Kantxa Pelotazale

“La final en un Labrit lleno es el colofón a un torneo que sigu

Uno de los nombres que mayor protagonismo ha adquirido en los últimos años tras ser campeón del Manomanista es el de Iker Irribarria, que llegó a la final en la primera edición del Torneo Muebles Polque.

Por su parte, Miguel Pozueta, presidente de la Federación Navarra de Pelota, también quiso agradecer a todos los colaboradores que hacen posible que este torneo salga adelante. “Es un torneo muy bonito. Disputar las eliminatorias durante dos meses y tener como colofón una final en el Labrit, que suele estar a rebosar, creo que motiva a los pelotaris. Espero que gane el mejor y, si es posible, que sea navarro”, afirmó Pozueta.

Y es que el número de navarros en este torneo ha ido disminuyendo. En las anteriores ediciones, tal y como indicó Miguel Pozueta, la mayoría de participantes eran de Navara. Sin embargo, este año habrá mayor representación gipuzcoana, con un total de 20 pelotaris.

El resto de los 48 pelotaris participantes en esta cuarta edición lo completarán 18 navarros, 6 vizcaínos, 3 riojanos y un alavés.

Esta nueva entrega contará con una novedad. Habrá un trofeo al mejor pelotari que se decidirá mediante la votación del público en cada partido. Pero este trofeo no irá ligado necesariamente con los resultados deportivos. Lo que primará será el comportamiento del peloltari con su compañero, sus rivales, los jueces y el público. De esta manera, se buscará que sea modelo para los más jóvenes.

Pasado mañana comienza el torneo que expone a muchos de los jóvenes que, en un futuro cercano, ocuparán la primera fila en el panorama de la pelota.