Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Urkullu considera “posible” otra política penitenciaria “dentro de los marcos legales”

El lehendakari recibe en mano el informe de presos de Etxerat, que reconoce “el trabajo del Gobierno Vasco”

Jurdan Arretxe Iker Azurmendi - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los miembros de Etxerat Naike Diez y Fermina Villanueva dialogan con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ayer ante la Basílica de Loiola.

Los miembros de Etxerat Naike Diez y Fermina Villanueva dialogan con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ayer ante la Basílica de Loiola.

Galería Noticia

  • Los miembros de Etxerat Naike Diez y Fermina Villanueva dialogan con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ayer ante la Basílica de Loiola.

Azpeitia- El lehendakari, Iñigo Urkullu, mostró ayer en Azpeitia su disposición a “seguir trabajando dentro de los marcos legales a favor de otra política penitenciaria”. Lo hizo en primer lugar ante los medios de comunicación horas después de la muerte del preso Kepa del Hoyo en la cárcel de Badajoz, y lo repitió ante dos miembros de Etxerat, que le entregaron el último informe trimestral y reconocieron “el trabajo que está haciendo el Gobierno Vasco” para elaborar una hoja de ruta que permita cambiar la política penitenciaria.

Al igual que el de 2012, cuando el Ministerio del Interior debatía si trasladar a Donostia a Josu Uribetxebarria, el de ayer no era un primero de agosto más en Azpeitia. La jornada del desfile con motivo de Saninazio bigarrena había adquirido otro cariz tras el fallecimiento de Del Hoyo. En sus declaraciones ante la prensa tras acabar la primera parte de la procesión por las calles azpeitiarras, Urkullu valoró “esta muerte con pesar y con las condolencias debidas para familiares y allegados” para, acto seguido, declararse, “como con toda muerte que se da en las prisiones, a la espera del resultado de las investigaciones”.

Minutos después, el lehendakari trasladó este mismo mensaje sobre el recluso galdakoztarra a los representantes de Etxerat Naike Diez y Fermina Villanueva, que le esperaban ya frente a la Basílica de Loiola donde concluyó el desfile de autoridades municipales, forales y autonómicas.

En un tono distendido, los tres protagonistas departieron en euskera durante más de dos minutos ante la mirada de periodistas y representantes políticos. Al terminar la conversación, el lehendakari -que identificó a uno de sus interlocutores como el hijo del exsecretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga, que saldrá de prisión en dos semanas- recogió el último informe trimestral elaborado por Etxerat sobre la situación de los reos y se comprometió a “enviarlo a quien tengo que enviar, no es algo que me lo quede. Nos sirve para trabajar”.

avance en las relacionesEsta escena fue opuesta a la de hace un año, cuando fue una persona de Lehendakaritza y no el jefe del Ejecutivo, pese a que asistió a Loiola, quien recogió el informe sobre las “consecuencias de la política penitenciaria en los menores” que luego remitió al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Doce meses más tarde, “ha habido un avance importante” en las relaciones entre Etxerat y Lakua, según reconoció el portavoz de la asociación de familiares Urtzi Errazkin en la entrevista que publicó este diario el 17 de julio. Naike Diez así se lo trasladó al propio Iñigo Urkullu: “Reconocemos el trabajo que está haciendo el Gobierno Vasco y el de tu partido (en referencia al PNV) junto a otros agentes políticos y sindicales para conformar una hoja de ruta”.

El lehendakari, que acudió a Loiola junto a cinco de sus consejeras (Arantxa Tapia, Cristina Uriarte, Beatriz Artolazabal, Bingen Zupiria y María Jesús San José), constató que en los últimos meses “se están dando pasos”, en referencia al anuncio de desarme de ETA el pasado 8 de abril y a las conclusiones que ha presentado el EPPK para que los presos se acojan a los beneficios penitenciarios individuales seis años después de que ETA decidiera el final de su violencia.

Urkullu mostró su voluntad de “abordar otra política penitenciaria”. “En esa línea estamos trabajando y en esa línea vamos a profundizar. Estamos haciendo y seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestra mano”, aseguró.

El lehendakari emplaza a que los presos den los pasos que les corresponde “para poder cambiar” la política penitenciaria “entre todos”

Unas frases que Villanueva le reclamó que no se quedaran en “solo palabras”, ya que los familiares de presos, como luego denunciaron en una rueda de prensa centrada en la muerte de Del Hoyo, siguen “sin poder hablar en pasado del sufrimiento y el dolor que provocan las medidas de excepción de la política penitenciaria”.

Frente a esta petición, Urkullu recordó que “quienes están en la cárcel también han podido dar pasos que van a dar ahora o que espero que den ahora, para poder cambiar esto entre todos”.

El jefe del Ejecutivo repitió este mensaje tanto a los miembros de Etxerat como a los medios de comunicación, ante quienes insistió en que “la realidad social invita a pensar en otra posibilidad dentro de los marcos legales para otra política penitenciaria”.

Cuestionado por los periodistas si, tras su última reunión con el presidente español, Mariano Rajoy, percibe en Madrid otra sensibilidad en materia de prisiones, el lehendakari optó por no entrar en consideraciones: “Vamos a trabajar en ello”.


“Hoja de ruta” A las horas de que se hiciera público el fallecimiento de Del Hoyo, condenado por asesinato y colaboración en otros atentados, tanto el secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, como Sortu reclamaron la adopción de “una hoja de ruta” entre los agentes políticos y sociales vascos para exigir el cambio de una política penitenciaria que Otegi consideró “ha matado” a Del Hoyo.

Ante estas declaraciones, Urkullu recordó que “hace ya 20 años que he participado en comisiones del Parlamento Vasco donde hemos elaborado planes de acercamiento (que presentamos al entonces ministro del Interior)”.

Por esta razón, consideró “necesario también que la izquierda abertzale reconozca su responsabilidad en los pasos que los presos y presas hayan podido dar en todos estos años para acogerse a la legalidad vigente”, en alusión a la prohibición general del Colectivo a utilizar vías legales de reinserción.

“Tengo muy claro lo que he hecho como miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento desde el año 1995;lo que ha hecho el PNV para otra política penitenciaria;y muy claro qué he hecho como lehendakari en pos de un marco de convivencia donde uno de los elementos del final ordenado de la violencia fuera el de otra política penitenciaria así como la memoria de las víctimas, la justicia y la verdad para ellas”, zanjó el jefe del Ejecutivo vasco, quien recordó que “cada uno es responsable de sus actos y sabrá qué ha hecho a lo largo de estos 20 años”.

Herramientas de Contenido