a la justicia del consistorio se le va la mano

La Justicia de la Casa Consistorial se queda manca

Una de las figuras que flanquean la entrada al ayuntamiento perdió su extremidad izquierda tras un supuesto acto vandálico

Mikel Bernués - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Aspecto que presentaba ayer la efigie de la Justicia, sin la mano que sostiene el arco y los platos de la balanza.

Aspecto que presentaba ayer la efigie de la Justicia, sin la mano que sostiene el arco y los platos de la balanza. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Aspecto que presentaba ayer la efigie de la Justicia, sin la mano que sostiene el arco y los platos de la balanza.

pamplona- Dicen que la justicia es ciega. Pero en Pamplona también es manca. Al menos lo es la dama de la Justicia, una de las dos figuras femeninas que elevadas sobre un pedestal flanquean la puerta de entrada a la casa consistorial. Ha perdido su mano izquierda, presumiblemente como consecuencia de un acto vandálico que se produjo a finales del pasado mes de junio.

La escultura sostiene una espada sin filo en su mano derecha, mientras que la mano izquierda, si estuviera, aguantaría la balanza de la verdad, que sigue ahí con su arco y sus platillos. Curiosamente, la efigie no tiene los ojos vendados, como tradicionalmente se representa a esta alegoría de la justicia. Al otro lado de la puerta y sobre otro pedestal se encuentra la Prudencia, escultura acompañada por una serpiente, un espejo y todas sus extremidades.

El aviso del supuesto acto vandálico (en caso de desprendimiento la mano no hubiera desaparecido del lugar) llegó a Conservación Urbana a finales del mes de junio. Fue un agente local que presta servicio en la zona quien se percató de la ausencia y lo puso en conocimiento del Ayuntamiento, aunque desde Policía Municipal aseguran que no consta ninguna incidencia ni informe al respecto.

Responsables del área encargada del mantenimiento de estos elementos escultóricos comprobaron entonces que efectivamente a la dama de la Justicia se le había escapado una mano del cuerpo. Para evitar peligros se aseguraron además de que ningún otro elemento de la escultura corriese riesgo de caída. Desde Conservación Urbana explicaron ayer que la mano debía de estar bastante deteriorada, porque de otro modo hubiera sido muy complicado sustraer este material pétreo sin ayuda de herramientas. La última restauración de la figura, y en concreto esa mano (muy deteriorada y agrietada) tuvo lugar ahora hace exactamente diez años.

Al tratarse de una intervención menor, y una vez superados unos Sanfermines que paralizan la ciudad y cualquier otra actividad, el área de Conservación Urbana ha contactado con una empresa externa para que se encargue de la restauración de la figura y reponga la extremidad perdida.

el aviso, en redes socialesLa noticia de la mano ausente llegó ayer a conocimiento de este medio gracias al vecino y fotógrafo Natxo Zenborain, que publicó en su perfil de Facebook la imagen de la Justicia acompañada de un texto en el que se preguntaba en qué mundo vive el personal: “pasean comen y duermen pero hasta que las cosas no salen en las noticias no saben nada, incluso estando en el lugar de autos no ven. Ejemplo: lleva desaparecida del Ayuntamiento de Pamplona la mano de la escultura que representa a la justicia (a la derecha de la puerta principal) y esto viene desde antes de Sanfermines, pues alguien se la llevó y El Ayuntamiento no la tiene ¿Cuántos habéis pasado por la puerta principal durante y después de Sanfermines y ni se ha fijado?”, se preguntaba Zenborain.

Una duda más sigue flotando en el aire: ¿Cómo se produjo el hurto, si es que fue un hurto, de nada menos que una mano pétrea pegada a un cuerpo pétreo en plena casa consistorial, una zona que acostumbra a contar con presencia policial y vigilada además por cámaras de seguridad?

en detalle

Fecha y autor. La escultura fue realizada a mediados del siglo XVIII, en concreto entre los años 1754 y 1759 por José Jiménez.

Piedra de Tafalla. El material original de la escultura es piedra de Tafalla.

La espada. Tras la desaparición de la espada en 1993, y después de la labor de documentación de los restauradores, el 28 de enero de 2008 la figura volvió a contar con espada. Se forjó en los Talleres de Forja de Juanto en Sangüesa una nueva hoja en hierro y una guarda (el elemento protector de la mano que se inserta trasversal entre el puño y la hoja) del mismo material. Hoja y guarda suman 83 centímetros de longitud.