Un refugio en forma de lienzo y pinturas

Araitz Claramunt es una pamplonesa con una gran pasión por la pintura que ha quedado finalista en el Street Art &Food Festival de Madrid

Patricia Fernández | Mikel Saiz - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La finalista del Street Art & Food Festival de Madrid Araitz Claramunt Oregi.

La finalista del Street Art & Food Festival de Madrid Araitz Claramunt Oregi. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

La finalista del Street Art & Food Festival de Madrid Araitz Claramunt Oregi.

“Se me daba mejor expresar lo que sentía con un dibujo que hablando”

pamplona- Araitz Claramunt Oregi tiene 20 años y una pasión clara: el arte. Aficionada a expresar su don en concursos de arte al aire libre como los de Zizur o Villava, este año se ha presentado a la segunda edición del Street Art &Food Festival en Madrid. Allí ha quedado entre los 12 finalistas y, en septiembre, el jurado elegirá al ganador.

Araitz pinta desde pequeña, se ha ido formando en distintas academias de Pamplona porque, como aseguró, “pintar ha sido una manera de expresión para mí. Se me daba mejor contar lo que sentía y llevaba dentro con un dibujo que hablando, y encontré refugio en la pintura”. Con el tiempo fue progresando y probando diferentes técnicas. También estudió bachiller artístico, donde recibió las influencias de artistas como Monet, que le hicieron apasionarse por la técnica del cubismo. Araitz no hace graffitis como tal en la calle: “Pinto por mi cuenta, me gusta mucho más el lienzo, pero sí es verdad que como me gusta mezclar colores y lo abstracto se parece al Street Art...”, explicó. Esta artista suele ir con la mente en blanco y pintar lo que le surja al mirar el lienzo, pero tiene su debilidad: “Me encanta dibujar caras y tiro muchísimo a pintarlas, me sale solo”, aseguró. “En un principio dibujaba caras jóvenes porque era lo que más veía, pero en segundo de Bachiller me entró la curiosidad por las caras adultas con sus arrugas y marcas de expresión”, añadió.

street art madridAraitz Claramunt es habitual en los concursos de pintura al aire libre de Zizur, donde reside, y Villava, aunque “si surge alguno más, siempre me apunto”, indicó. Es el caso del Street Art &Food Festival en el mercado de San Ildefonso en Madrid, del que acaba de volver recientemente. “Fue mi madre la que me propuso apuntarme a este concurso. Lo vio en una página de Facebook y yo no me lo pensé dos veces”. Allí acudió tras mandar un boceto y sorprender con él a la organización, que no tardó en llamarle para que fuese como participante. “Ha sido una experiencia muy bonita. Yo tenía un día entero para pintar, desde las 13.00 hasta las 1.00 horas, en un lienzo de 3 metros por 2 metros en horizontal, el dibujo que había enviado”. A la vez que Araitz pintaba, en el mercado había distintas actividades en torno al arte y la gente podía verla pintar en todo momento: “Algunas personas se paraban a preguntar a ver qué estaba pintando e incluso una chica me hizo un reportaje fotográfico”, afirmó Araitz.

A esta artista le encantaría poder dedicarse en un futuro a la pintura ya que, como explicó, “es mi mayor pasión”. No obstante, estudia el grado de Magisterio Primaria porque, como aseguró, “el arte está muy limitado en las escuelas e incluso hay aquellos que le temen”. “A mí el arte me ha servido para tanto que me encantaría ayudar a que la gente entienda el arte como una manera de expresarte más que de sentirse frustrado por no saber imitar bien un boceto”, finalizó Araitz.