Una estatua restaurada que, antes de perder la mano, perdió su espada

La figura se restauró por última vez en 2007 y la hoja del arma estaba desaparecida desde 1993

Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La mano en 2007, antes de la restauración.

La mano en 2007, antes de la restauración. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

La mano en 2007, antes de la restauración.

pamplona- No es la primera vez en la que la efigie de la Justicia pierde algunos de sus elementos sometida a diversos actos vandálicos. El paso del tiempo también ha actuado sobre la escultura provocando su erosión o la pérdida de sus colores originales. Incluso el uso de las resinas empleadas en una restauración llevada a cabo en los años 70 incrementó el ritmo del proceso destructivo de Justicia.

Cuando el Ayuntamiento decidió acometer la última restauración de la escultura en agosto de 2007 (trabajos presupuestados entonces en 4.570 euros y que se prolongaron durante dos semanas), la figura había perdido, para empezar, el arco que une los dos platillos de la balanza. Además, desde 1993 la Justicia no podía impartir justicia a favor o en contra de alguna de las partes porque tampoco contaba con la espada que empuña en la mano derecha, extremidad que se restauró aquel año sin que pudiera recuperarse el arma.

Antes de la restauración de 2007, como puede verse en la imagen superior, la mano ahora ausente presentaba un aspecto muy deteriorado. La extremidad y el antebrazo izquierdos se unieron con resinas sintéticas y armadura de fibra de vidrio.

una espada de quita y ponEn 1993 desapareció la espada. Y el 28 de enero de 2008 se puso la guinda a los trabajos de restauración con el último elemento que quedaba pendiente: precisamente la espada. Eso sí, para evitar posibles incidentes, a la hoja se le privó de filo y se le seccionó la punta.

Pero, durante los sanfermines de ese mismo año, la espalda resultó dañada cuando un ciudadano intentó sustraerla. En aquella ocasión, las cámaras de seguridad evitaron que se culminase el hurto. El Ayuntamiento recuperó la hoja de la espada, que permaneció guardada hasta su restauración. Como ya le había sucedido antes, la mano derecha de la Justicia solo sostuvo la empuñadura de su espada hasta diciembre de 2008, cuando recuperó el arma. - M.B.