Una jornada pasada por agua

La plantilla de Osasuna disfruta de una tarde diferente haciendo rafting tras otra intensa sesión

Un reportaje de Javi Gómez Fotografía Patxi Cascante - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Divertido salto de algunos jugadores y la monitora de rafting simulando cabalgar a lomos de sus remos.VER GALERÍA

Divertido salto de algunos jugadores y la monitora de rafting simulando cabalgar a lomos de sus remos.

Galería Noticia

Divertido salto de algunos jugadores y la monitora de rafting simulando cabalgar a lomos de sus remos.Jugadores y técnicos del conjunto navarro atienden a las explicaciones de la monitora de rafting.Unai García y Diego Martínez charlan tras la sesión matinal.José Conde y Braulio Vázquez.Las risas, protagonistas de la lúdica actividad vespertina de los rojillos.Xisco golpea el balón con la cabeza durante el entrenamiento de ayer.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaUna jornada pasada por agua

  • La expedición osasunista, lista para hacer rafting en Campó (Huesca).
  • Las risas, protagonistas de la lúdica actividad vespertina de los rojillos.
  • Divertido salto de algunos jugadores y la monitora de rafting simulando cabalgar a lomos de sus remos.
  • Jugadores y técnicos del conjunto navarro atienden a las explicaciones de la monitora de rafting.
  • José Conde y Braulio Vázquez.
  • Unai García y Diego Martínez charlan en la sesión matinal.
  • Xisco golpea el balón con la cabeza durante el entrenamiento de ayer.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Osasuna vivió ayer una jornada diferente en Boltaña. Tras un entrenamiento matinal repleto de intensidad, los jugadores realizaron una actividad vespertina y se fueron a hacer rafting. Las risas y el buen ambiente fueron el denominador común de la tarde rojilla.

La jornada para Osasuna comenzó como siempre, con un duro entrenamiento en las instalaciones de Villaboya, al lado del hotel donde se encuentra hospedado la expedición a la que ayer, además, se unió Braulio Vázquez, director deportivo del club navarro.

La sesión comenzó con un calentamiento, seguido de ejercicios de remates de cabeza por equipos y de jugadas de uno contra uno frente al portero.

Posteriormente, el técnico, Diego Martínez, volvió a insistir en el posicionamiento defensivo y en la salida de balón. Como es habitual, el cuerpo técnico, dividido por zonas, fue corrigiendo a los futbolistas. En un momento, el preparador hizo hincapié sobre Unai García para corregir varias acciones y, cuando acabó el entrenamiento, se llevó al central aparte para mantener una distendida charla privada entre ambos y resolver las dudas que tuviese el navarro. De hecho, la expedición abandonó el campo y allí siguieron ambos un rato más. La constante comunicación con los jugadores es una de las señas que está siguiendo Martínez en estas semanas. Antes de comer, los jugadores pasaron por el gimnasio para realizar las rutinas marcadas por los preparadores físicos.

Rafting por la tardeLa novedad de la jornada estuvo por la tarde, cuando los jugadores se marcharon después de comer a realizar una actividad para hacer grupo. La plantilla y el cuerpo técnico se desplazaron hasta un pueblo cercano, Campó, para hacer rafting, algo que ya es habitual cuando se hacen concentraciones en Boltaña. Los jugadores compartieron un par de horas llenas de risas y buen ambiente mientras bajaban por el río. La expedición de Osasuna volvió al hotel pasadas las 19.30 horas para cenar y descansar en sus habitaciones.

La plantilla volverá a entrenarse hoy, tanto por la mañana como por la tarde. La jornada matinal dará comienzo a las 9.30 horas;y la vespertina, a las 18.30. Además, tendrá un entrenamiento más antes de disfrutar de la única tarde libre que les queda en la concentración. El sábado completará la última sesión previa al tercer partido de pretemporada, que le medirá al Huesca ese mismo día en Almudévar.