pérdida de 42.000 puestos de trabajo

UGT advierte del "desastroso panorama laboral juvenil" y exige medidas

EFE - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 12:56h

Responsables de UGT de Navarra en rueda de prensa.

Responsables de UGT de Navarra en rueda de prensa. (TWITTER/@ugtnavarra)

Galería Noticia

Responsables de UGT de Navarra en rueda de prensa.

PAMPLONA. Responsables de la UGT de Navarra han constatado hoy el "panorama laboral juvenil desastroso", con la pérdida de 42.000 puestos de trabajo de jóvenes y la "enorme temporalidad" en estas edades, que exige la puesta en marcha de medidas tanto forales como estatales que atajen el problema.

Así lo han puesto de manifiesto en la presentación del informe anual sobre la situación laboral de la juventud en Navarra elaborado por el Gabinete Técnico de UGT en la Comunidad, que recoge la situación laboral de los jóvenes "preocupante", tras "una brutal crisis económica, un deterioro de las condiciones de trabajo propiciado por la reforma laboral y unas políticas de recorte social que la juventud ha sufrido con una gran intensidad".

En conferencia de prensa el responsable de Juventud en la ejecutiva del sindicato, Borja Paredes, ha señalado que entre 2008 y 2016 se han destruido 42.000 empleos jóvenes, la contratación temporal alcanza al 42 % de los menores de 35 años y un 83 % de los parados de menor edad no tiene ninguna protección por desempleo.

"El perfil de este desastre lo terminan de dibujar una tasa de paro del 33,95 %, casi el triple de la media de nuestra Comunidad", ha señalado para resumir el informe, elaborado con motivo de la celebración el 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud.

En términos porcentuales, la ocupación juvenil ha pasado de representar un 35,8 % del total de la población ocupada de Navarra a tan solo el 23,9 %, lo que significa una pérdida de peso de 11,9 puntos.

La caída de la ocupación entre los jóvenes está vinculada a la disminución de la población activa juvenil, que en el periodo analizado ha bajado en 39.600 personas, y que el informe atribuye fundamentalmente al alargamiento de la etapa formativa, pero también a la emigración, por la falta de expectativas laborales.

El informe incide en la precarización de las condiciones de trabajo sufrida por los jóvenes navarros durante los ocho últimos años y destaca la "enorme temporalidad" del empleo juvenil.

Según los datos proporcionados por la Encuesta de Población Activa recogidos por el informe, un 42 % de la población ocupada menor de 34 años en Navarra tiene un contrato temporal, temporalidad que aumenta conforme baja la edad, ya que entre los jóvenes de 20 a 24 años sube al 65,68 % y alcanza un 84,21 % entre los de 16 a 19.

Además, se trata de una temporalidad de corta duración, de forma que el 57 % de los jóvenes tiene contratos menores de un año y un 23 %, inferiores a seis meses.

El trabajo a tiempo parcial es otra característica del empleo joven, con un 22 % de los menores de 34 años con estas jornadas, que en el caso de los jóvenes con contrato indefinido alcanzan a un 17 %, mientras que entre quienes tienen contrato temporal la parcialidad se eleva al 29 %.

En cuanto al número de horas semanales de trabajo, en el tramo de 16 a 19 años la jornada media es de 27 horas, entre 20 y 24 años sube a 34 horas y en el tramo de 25 a 34 años la jornada parcial se sitúa en 32,8 horas semanales.

También es "preocupante" el aumento del paro femenino, ya que de las 16.200 personas jóvenes desempleadas, hay 2.900 trabajadoras en paro más (un 37 %) que en el mismo periodo del año anterior y 3.400 más (un 46 %) que en el primer trimestre de este año.

Con todo ello, la secretaria de Organización de UGT, Amaia Villanueva, ha considerado necesario atajar la situación con medidas tanto en Navarra como en el Estado, y ha apuntado en el primer ámbito al Plan de Empleo de Navarra como el marco para recoger iniciativas que persigan el aumento del empleo, prioritariamente el juvenil.

La mejora de la empleabilidad, con adecuaciones específicas para el colectivo joven y el impulso de inversiones en I+D+i que propicien "la recuperación del empleo joven de calidad";la igualdad de oportunidades con medidas para reducir la actual desigualdad;y la mejora de la calidad en el empleo, son otras de las pautas exigidas para el Plan de Empleo de Navarra.

Por su parte, en el ámbito del diálogo social estatal, Villanueva ha abogado por medidas que luchen contra el empleo precario juvenil, como la de recuperar el contrato de relevo en las empresas, regular las prácticas no laborales, acordar un Estatuto del Becario, contemplar actuaciones prioritarias para jóvenes sin cualificación profesional y revisar la regulación del contrato para la formación y el aprendizaje.