Con Venezuela

E.B. - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Cáritas Venezuela hizo una llamada urgente: diez estados del país necesitaban alimentos por valor de 1,8 millones de euros. Cáritas española se puso en marcha e iniciaron la campaña cuya finalidad última era atender a 24.000 menores de 5 años, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad en situación de dependencia. Las cifras cantan más allá de las filias y las fobias por las que muchos se guían cuando de Venezuela se trata. El país está al borde de la subsistencia. Las elevadas tasas de inflación que rondan el 700%, la carencia de lo básico y la violencia desatada por el régimen impiden a los venezolanos acceder a los servicios públicos y a los bienes de consumo más necesarios.