Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Fausto Tienza jugador de osasuna

“No me asusta la competencia ni tener menos protagonismo porque soy fuerte”

Fausto Tienza afronta su segundo curso como jugador de Osasuna con la sensación de haber perdido peso específico en el equipo, pero con una ilusión tremenda

Javi Gómez | Patxi Cascante - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Fausto Tienza gira el rostro sentado en una silla del hotel de concentración de Osasuna en Boltaña.

Fausto Tienza gira el rostro sentado en una silla del hotel de concentración de Osasuna en Boltaña. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

  • Fausto Tienza gira el rostro sentado en una silla del hotel de concentración de Osasuna en Boltaña.

Boltaña (Huesca)- La temporada pasada de Osasuna pasará a la historia como la peor de su existencia en Primera División. Pocos puntos, poco juego y un descenso que se consumó con demasiada antelación. Sin embargo, de lo poco que se puede rescatar de un curso de infausto recuerdo para el osasunismo, emerge la figura de Fausto Tienza, uno de los fichajes que aterrizó en Pamplona durante el pasado verano para reforzar el centro del campo del cuadro navarro. El mediocentro ve que encaja “como anillo al dedo” en un club como Osasuna, ya que asegura que comparte valores con la entidad. Pero, pese a su notable integración en tan poco tiempo, el futbolista extremeño confiesa que en la actualidad atraviesa por una “situación complicada” en lo personal, pese a que la temporada se presenta “bonita e ilusionante”. Éstas son sus sensaciones después de las primeras semanas de entrenamiento y de pasar unos días en la concentración de Boltaña.

¿Cómo se encuentra en su segunda temporada como jugador de Osasuna?

-En lo personal, para mí es una situación complicada ahora mismo por el papel que tenía el año pasado y el que asumo ahora mismo, pero aún así hay que contagiarse del grupo, de todo este entorno. Se nota que puede ser un año ilusionante y bonito, tanto para la plantilla como para la afición. Se presenta una temporada bonita, estoy convencido.

¿Una situación complicada? ¿A qué se refiere?

-Vengo de ser importante para el club, el equipo y la afición y ahora parece que todo ha cambiado y es diferente. Pero hay que contagiarse del ambiente. Tengo mentalidad fuerte y siempre he salido del barro. Ni me asusta la competencia ni tener menos protagonismo.

¿Se esperaba el impacto que tuvo el año pasado?

-La sensación que tuve el año pasado es que llegué a un sitio nuevo y desde el primer día encajas a la perfección en lo que es el club, el entorno y los valores que representas. El año fue duro, ya que al final lo que quieres es ganar, sea en la categoría que sea. No estuvimos a la altura y fue un año malo, pero me quedo con que llegas a un sitio nuevo y encajas a la perfección.

¿Por qué piensa que encaja tan bien en Osasuna?

-Siempre había visto en Osasuna unos valores como el esfuerzo, la nobleza y el respeto. Son valores que también me caracterizan a mí, como dejarse todo el campo. Tuve ese feelingde caer bien tanto a la afición como al club desde el principio y se me reconoció el esfuerzo que realizaba en los partidos.

¿Sigue notando ese cariño del que habla?

-Todo lleva un proceso de consolidación. Con el paso de los partidos, la afición conmigo iba a más y es algo que hoy en día todavía noto, ya que la gente me lo sigue transmitiendo así. Todo el mundo me pide que siga igual y que lo dé todo. Noto ese cariño y es de agradecer, ya que en momentos malos como los que vivimos el año pasado, en el que llegas a debutar en Primera y es complicado, te da confianza. A Osasuna se lo voy a agradecer siempre por eso. Por eso antepuse el club antes que cualquier oferta. Si no es por el club, no hubiesen llegado esas ofertas de Primera.

¿Cómo ha pasado el verano? ¿Ha tenido muchas llamadas de teléfono? ¿Le han llegado ofertas?

-Lo que hacía falta era limpiar la cabeza. En eso hace mucho hincapié ahora mismo el míster nuevo. Fue un año complicado y había que despejar la cabeza. El verano me ha venido bien para eso y volver con ganas e ilusión.

¿Y llamadas de otros equipos?

-Dije en una entrevista que quería jugar en Primera. Hubo gente que se lo tomó mal y es algo que no entiendo. Dejé bien claro que, si la oferta no era buena para Osasuna, no saldría. Antepuse el club a cualquier otra cosa. Lo único que dije es que a cualquier jugador que le preguntes, sea de Pamplona o de fuera, te va a decir que quiere jugar en Primera. Obviamente, ojalá pueda ser con Osasuna, ya que es un club en el que encajo como anillo al dedo.

¿Su continuidad está asegurada?

-Hasta el 31 de agosto todo jugador puede salir, hasta el que parece intocable. Tengo claro que va a ser un año bonito en Osasuna y el jugador que se quede aquí lo va a disfrutar.

¿Cómo se ve con el nuevo míster?

-Lo que veo es que no tengo la importancia que tenía el año pasado. Acabé la temporada diciendo: “Soy un tío importante en el equipo y el año que viene voy a ser clave”. Pero luego llega gente nueva y es normal que haya cambios. Veo al cuerpo técnico muy capacitado y motivado para intentar empaparse de los valores de Osasuna, que es lo que les va a hacer muy buenos. Se están metiendo muy dentro de la idiosincrasia de Osasuna.

Cambian de categoría. ¿Cómo ve la Segunda División?

-Es muy diferente a la Primera. Hay jugadores en Primera que no pueden jugar en Segunda. Es una liga muy regular, larga, donde tienes que levantar cabeza rápidamente. Este año hay un doble reto, ya que, además de eso, los equipos, cuando jueguen contra nosotros, van a estar más motivados porque todos van a querer ganar a Osasuna.

Osasuna dispone ahora mismo de una plantilla bastante larga y con competencia...

-Si quieres hacer una plantilla competitiva, con más de 40 partidos que hay que jugar, tiene que haber competencia en todos los puestos. Es un tópico, pero quien sale favorecido es el equipo, ya que yo tengo que competir por mi puesto con dos compañeros y eso va a hacer que esté siempre al 100%.

¿Se ven favoritos?

-Hay que tener claro que es ilusionante, pero también que hay que asumir esa presión y tomarla para bien. No relajarnos en ningún partido y ser fuertes en casa, puesto que El Sadar tiene que ser nuestro fortín y donde saquemos más puntos. Nos dan ese papel de favoritos por la plantilla que hay, los fichajes que han venido, el cuerpo técnico que tenemos... Y no vamos a huir de eso, si no que vamos a convertirlo en algo positivo.

¿Cuál cree que va a ser su rol en el vestuario en su segunda temporada en el club? ¿Se ve con más peso específico?

-Sí. Cuando uno se ve reflejado en los valores que defiende su equipo, tiene que hacer que los nuevos sean conscientes de a dónde han llegado, que sepan que es un club diferente, como demuestra la cantidad de socios que están renovando. Esa es una función que, con compañeros que llevan más tiempo aquí, tenemos que facilitar a los nuevos para que conozcan todo lo que es este club.

Habla de la masa social del club. ¿Qué significa para los jugadores el que tanta gente haya renovado su abono?

-Eso a un jugador de Osasuna, desde mi punto de vista, le hace sentir que está en un club diferente al resto. Eso el jugador lo tiene que convertir en ilusión. Si ya todo apunta a que va a ser un año ilusionante y bonito, este respaldo todavía hace que sea mayor.

Herramientas de Contenido