Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Rajoy se ensaña con la CUP y los militantes de Arran por la turismofobia

El presidente habla de “pequeñez mental” y “cortedad de miras” tras una protesta en Palma

Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- Mariano Rajoy se ensañó con la CUP y los militantes de Arran ayer en su tradicional paseo por la Ruta da Pedra e da Auga, en el municipio pontevedrés de Ribadumia. En su comparecencia ante los periodistas, el presidente del Gobierno se refirió a la CUP como una formación “radical de extrema izquierda” que usa “programas (políticos) de hace siglos”. Son unos “extremistas que van contra el sentido común”, dijo aprovechando para vincularlos al proceso independentista que se vive en Catalunya.

Pero no se quedó ahí, al ser interrogado por los ataques al sector turístico, Rajoy se ha referido a los militantes de Arran como gente con “pequeñez mental” y “cortedad de miras” que usa “lo mínimo de su cerebro”.“No sé me ocurre utilizar otra expresión”, se justificó, antes de hablar de Venezuela.

PP y Ciudadanos (Cs) criticaron la protesta que llevó a cabo en julio pasado en Palma la entidad juvenil Arran Jovent contra el turismo de masas. La organización juvenil de izquierda independentista vinculada a la CUP Arran Jovent colgó en su perfil de la red social Twitter un vídeo de esta protesta contra el turismo, en el que se puede ver una protesta en el muelle viejo de Palma con pancartas, bengalas y lanzando confeti en un restaurante.

“Paremos el turismo masivo que destruye Mallorca, que condena a la clase trabajadora de los Países catalanes a la miseria” es el mensaje que acompañaba al vídeo difundido por la entidad. La reivindicación tiene lugar tras el acto del jueves pasado en Barcelona, donde cuatro encapuchados asaltaron un autobús turístico cerca de una parada del Camp Nou, donde hicieron una pintada en la parte delantera del vehículo que decía “el turismo mata” y pincharon una rueda, sin causar daños personales.

protestaLa directora general de Turismo de Baleares, Pilar Carbonell, criticó la acción de protesta en Palma y afirmó que “de ninguna manera” es legítimo poner en peligro a los demás ni atacar ningún bien. Carbonell defendió que todo ciudadano tiene “todo el derecho del mundo” a expresar sus críticas en un sistema democrático, pero no a “poner en riesgo a las personas y a los bienes materiales de otros”.

A su parecer, la mejor manera de defender a los trabajadores del sector turístico es “avanzar” hacia la redistribución de los beneficios generados por el turismo y hacia el respeto al medio ambiente, logrando un “equilibrio social y económico”, algo en lo que “trabaja” el Govern de Baleares.

El PP expresó en un comunicado su rechazo a las conductas violentas contra el turismo por parte de grupos radicales y pidió contundencia a la instituciones. “Condenamos enérgicamente el ataque reivindicado por el grupo radical Arran Paisos Catalans y, tras su anuncio de llevar a cabo más acciones similares, pedimos a las instituciones que actúen con contundencia y tomen medidas para evitar que actos similares puedan llevarse a cabo”, señaló este partido. Por su parte, el número uno de Ciudadanos en Baleares, Xavier Pericay, confió en que “nadie se tome a broma lo ocurrido en el restaurante del Moll Vell de Palma hace diez días”.

También el presidente de la Agencia Valenciana de Turismo, Francesc Colomer, pidió ayer tranquilidad frente a la “turismofobia” y los sucesos que están sucediendo en ciudades como Barcelona o Palma, y ha abogado por considerar el turismo como “algo positivo y generador de empleo”.

En la Comunidad Valenciana, al igual que en Baleares o Cataluña, el debate sobre la regulación de los apartamentos turísticos continúa abierto y vinculado por algunos partidos con el debate político catalán y las reinvindicaciones soberanistas. - D.N.

Herramientas de Contenido