Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Evitaría tener que pagar los gastos financieros

Ayerdi defiende que Navarra descuente los futuros costes del tren de la aportación al Estado

Demanda un convenio que no genere “incertidumbre” en el cobro
Evitaría tener que pagar los gastos financieros

Javier Encinas Iban Aguinaga - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno, Manu Ayerdi, en su comparecencia de ayer.

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno, Manu Ayerdi, en una comparecencia. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

  • El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno, Manu Ayerdi, en su comparecencia de ayer.

pamplona- El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, manifestó ayer que “no tenía dudas” de que el Estado iba a pagar los 44,5 millones que adeudaba a la Comunidad Foral por las obras del tren de alta velocidad (TAV), si bien para evitar que pueda repetirse en el futuro una situación similar abogó por regular estos cobros a través de la aportación de Navarra al Estado.

“Ahora mismo hemos cobrado todo lo que se nos debía”, celebró Ayerdi en alusión a los 44,5 millones de euros ingresados este martes 1 de agosto, pero que el Estado debería haber abonado entre 2014 y 2015.

Al respecto, recordó que el Ejecutivo foral “había anticipado gastos” derivados de las obras y expropiaciones del tramo Castejón-Villafranca del corredor ferroviario, si bien por fin “se ha terminado de recuperar todos los dineros que estaban conformados”.

“A partir de ahora, lo que tenga que venir, tendrá que estar regulado por el marco de relaciones del que nos dotemos el Gobierno de Navarra y el del Estado”, defendió el vicepresidente, que valoró que el cobro es “una buena noticia” y que “mirando al futuro la clave estará en el marco de relaciones del que nos dotemos”.

En todo caso, el número dos del Gobierno tiene claro que este problema de financiación no puede volver a repetirse. “Es importante que, de cara a una futura colaboración, el mecanismo de cobro de eventuales fondos que anticipe Navarra no genere incertidumbre”, subrayó Ayerdi. Añadió que “al final, no había incertidumbre en el cuánto, pero sí en el cuándo” se cobrarían esos casi 45 millones de euros.

Por ello, en el convenio que se quiere firmar con el Ministerio de Fomento para dar continuidad a este proyecto se buscará “un mecanismo que no genere incertidumbres” en los pagos del Estado con el fin de que Navarra no tarde hasta tres años en recuperar sus inversiones en una infraestructura que pertenece al propio Estado. “Y un mecanismo muy claro para esto es el uso de la aportación de Navarra al Estado”, agregó Ayerdi. No dio más detalles, pero sí los suficientes como para pensar que la idea del vicepresidente es que Navarra descuente de forma automática de la aportación que regularmente hace el Estado los costes que pudiera tener que adelantar del corredor ferroviario. De esta forma, se ahorraría también los gastos financieros, que han ascendido a 5,12 millones de los 80,2 invertidos hasta 2013 en el tramo Castejón-Villafranca, por el pésimo convenio firmado en 2010 entre los gobiernos de UPN y PSOE.

reclamada desde 2016Ayerdi recordó que la deuda ahora saldada “es un tema que ya desde principios de 2016 veníamos desde el Gobierno de Navarra reclamando al Gobierno del Estado”. No ocultó, además, “que tuvimos diferentes puntos de vista sobre si procedía o no”, si bien recalcó que “nunca se discutía la deuda” porque esta estaba “absolutamente reconocida”. Y, por ello, continuó Ayerdi, “el debate jurídico estaba sobre el plazo, el cuándo”, cuestión en la que se mantuvo un “distinto punto de vista”.

Sobre las recientes declaraciones de EH Bildu, que acusó a Ayerdi de “aprovechar el verano” para avanzar en el tren, el vicepresidente reconoció que este proyecto en el cuatripartito “genera su debate y el Gobierno es consciente de ello y en ese marco trabaja”. No obstante, consideró que “como Gobierno tampoco toca entrar demasiado en valorar declaraciones puntuales que pueda hacer cada uno de los socios, sino más hacer un trabajo interno y contribuir a que la cuestión avance”.

Preguntado también por el destino de los 44,5 millones devueltos, precisó que “es un dinero que entra en la tesorería del Gobierno de Navarra y cancela notablemente un registro de una deuda que existe”. “Y desde ese punto de vista -agregó- entiendo que no tiene un destino especial”.

Herramientas de Contenido

Más sobre Navarra

ir a Navarra »